Revista_Medicos_Castellon_152.abril 2017

Revista colegial / Revista

La revista incluye una entrevista a la consellera de Sanidad, Carmen Montón, informe sobre las agresiones a medicos, la celebración del quincuágesimo aniversario de la fundación del Hospital General de Castellón y la puesta en marcha del Facebook del COMCAS, entre otras.

Compartir en redes sociales

Link para compartir

Usar link permanente para compatir

Compartir con un amigo

Por favor inicia sesión to send this document Por email!

Incrustar en tu página web

Seleccione la página para empezar

2.

8.

9.

13.

43.

44.

35. 35 médicos castellón como el agua embalsamar a Jesucristo. Así se lo hace saber a Sancho Panza (y a todos nosotros) cuando le dice “Todo eso fuera bien escu - sado si a mí se me acordara de hacer una redoma del bálsamo de Fierabrás, que con sola una gota se ahorraran tiempo y medi - cinas. Es un bálsamo de quien tengo la re - ceta en la memoria, con el cual no hay que tener temor a la muerte, ni hay que pensar morir de ferida alguna”. Siete siglos después, es de justicia resca - tar la figura de nuestro denostado Juan de Mandeville quien, a pesar de su precaria honestidad y de su mente calenturienta, supo discernir que el elixir de la vida, el se - creto del rejuvenecimiento y la clave de la inmortalidad no se encontraban en la pie - dra filosofal ni en conjuros esotéricos sino en el agua de una fuente que él imaginó en un lugar remoto. Más allá de lo efímero de la inmortalidad, es indudable que el miste - rio de la vida está en el agua, en el agua de todos los manantiales que no han dejado de brotar desde que el mundo es mundo y, por supuesto, también en la fuente de Po - lombé, que es muy probable que no exista, donde quiera que se encuentre. Alguien que bebió de una fuente de la eterna juventud me dijo que la eternidad es realmente una maldición, que más que cambiarte la vida te cambia la muerte y que eso es algo que no descubres hasta pasado mucho, mucho tiempo. También me aseguró Tuck, que así se apellida este conocido mío, que todos los everlasting (“eternos”) que ha conocido opinan lo mis - mo que él y que, por muchos años que pa - sen, siempre piensan lo mismo, aunque, con el tiempo, llegan a olvidarlo. A veces, la verdad y la mentira se parecen mucho. Lo real y lo fantástico pueden ser la misma cosa. En ocasiones, sólo están separados por la buena voluntad o por un desvío a tiempo de la mirada. Las perso - nas que desde el principio de los tiempos hasta nuestros días han buscado la fuente de la eterna juventud han fracasado estre - pitosamente, como nuestro buen amigo Mandeville. Por el contrario, los que, sim - plemente, han buscado los manantiales para aliviar su sed o para sentir el frescor o el calor de sus aguas, no han logrado ser eternos pero su vida ha sido más placen - tera, sin duda. Vivimos rodeados de manantiales. To - dos, desde la fuente más modesta has - ta la surgencia más caudalosa, son un regalo de la naturaleza. Si a la belleza que suele acompañar a estos pequeños y singulares ecosistemas hídricos le añadimos el sano ejercicio que requiere su visita y el placer de degustar el agua que brota milagrosamente de sus en - trañas, podremos imaginar que hemos encontrado la fuente de la eterna ju - ventud, al menos por un rato. En estos tiempos, en que algunos se creen que el agua crece en las botellas, conviene volver a la ceremonia ancestral de ir a buscar el agua donde nace, en donde es más pura. Reivindico, por tanto, la tradicional costumbre de beber agua recién nacida, libre y gratuita. Sólo un pequeño sorbo con la ayuda de la palma de la mano, al rumor de las chicharrras, proporciona más placer y más salud que la más sofisticada y elegante agua en - cerrada en una jaula de cristal diseñada por Karim Rhasid o por Guzzini. Salga por ahí y siéntase libre. Sírvase, el agua es suya, de todos.

38. 38 médicos castellón rincón literario riamente soy impotente testigo me hacen la vida imposible. No puedo permanecer en la situación actual donde todo es oscuro, donde lo único cate - górico es el número de muertos”. Además, sucedió lo siguiente: un año luego, 1847, cuando el sabio anatomista vienes, el profesor Ko - lletchka, íntimo amigo de Semmelweis, procedía a la disección del cadáver de una mujer muerta por la fiebre puerperal se hirió en una mano y se le infecto la herida y este amigo también murió de - batiéndose entre escalofríos y fiebre. Semmelweis pidió el acta de la autopsia de su amigo y para su sorpresa se encontró con la descripción que tantas veces había observado en las parturientas falleci - das y entonces se hizo la pregunta que le perseguía incesantemente: ¿es la misma causa de muerte la de su amigo y las víctimas de la fiebre puerperal?, ¿podría trasladarse la infección de la sala de au - topsias a la de reconocimiento de las parturientas llevadas por él y sus estudiantes? En la segunda sección no trabajan ni médicos ni estudiantes sino comadronas que no practicaban nunca autopsias. Semmelweis se sintió tan conmovido que llego a encontrarse cercano a la locura, incluso pensó en suicidarse. El cargo de conciencia es extremada - mente pesado creyéndose responsable de tantas muertes. Este cargo lo acompañara el resto de su vida y pasados unos años escribe: “...solo Dios sabe el número de mujeres que por mi causa han bajado a la tumba prematuramente”. El 15 de mayo de 1847, sin consultar a la dirección de la clínica, fija un anuncio en la puerta de la sub - sección de obstetricia que decía: “A partir de hoy, 15 de mayo de 1847 todo médico o estudiante que salga de autopsias y se dirija a la de alumbramien - tos, viene obligado antes de entrar en esta a lavar - se cuidadosamente las manos en una palangana con agua clorada dispuesta en la puerta de entra - da. Esta disposición rige para todos sin excepción. I.P. Semmelweis.” El jabón, el cepillo de uñas y la cal clorada entraron en su sección. Prescribe el lavado de manos antes de todo reconocimiento, es celoso con la limpieza de todos los instrumentos y aísla a las enfermas con fiebre. Estas medidas en seis meses redujeron drásticamente el número de muertes. Todas estas medidas provocaron mucha resisten - cia entre los estudiantes, enfermeros y médicos. Estos ofendidos de que se les achacaran esas muertes y la obligación de lavarse las manos. Le indicaron a Semmelweis su condición de extranje - ro y le obligaron a renunciar a su puesto. Semmelweis volvió a su país y trabajo los siguien - tes seis años en el Hospital Et. Rochus de Pest. Una epidemia de fiebre puerperal estalló en el Departa - mento de o bstetricia, lo que hizo que Semmelweis fuera puesto por su propia voluntad a cargo del Departamento. Sus medidas redujeron rápida - mente la tasa de mortalidad y durante el tiempo que él estuvo el promedio de muertes fue solo del 0 ́85 por cien. En Praga y en Viena, mientras tanto, la tasa era todavía del 10 al 15 por ciento. Pese a ello todas sus luchas anteriores fueron al - terando sus facultades mentales, se le vio errar alrededor del hospital cada día más sombrío y de peor humor. Se veía rodeado de enemigos por todas partes, gritaba, hasta que un día comenzó a correr por las calles gritando hasta que llego al hospital. Allí se dirigió corriendo hasta la sala de disección donde los alumnos estaban disecando un cadáver. Semmelweis se apodero de un bis - turí, aparto a empujones a alumnos y profesores y empezó a disecar el cadáver y después se hizo un corte a sí mismo, mezclando sus heridas con la infección cadavérica. Los asistentes reaccionaron pero era demasiado tarde, la herida que se había producido era muy profunda. La infección gano te - rreno y su fiebre era similar a la fiebre puerperal que el había inoculado inconscientemente a tantas y tantas madres. Su infección era mortal. Pocos días después moría en el manicomio, era el 14 de agosto de 1865, tenía solo 47 años. Hoy en Buda se conserva la casa donde él nació, convertida en pequeño museo. Una discreta lápida recuerda que allí vio por primera vez la luz el hom - bre que descubrió el sistema de salvar a muchas madres. Y en el Hospicio General de Viena, un edi - ficio rosa con verja negra, en su interior puede ver - se la estatua de un hombre sobre un pedestal que representa al profesor Semmelweis. Bajo la efigie se ha colocado una placa con la inscripción: “El sal - vador de las madres”.

31. 31 médicos castellón cuartientos SLAVKO z UPCIC Todo o nada según se quiera. Si continúo escribiendo, va a ser todo. Y está bien que lo sea. ¿Acaso hay libro más hermoso que el que acompaña a un enfermo en su le - cho? Seguro que no: ésa siempre es la pri - mera imagen que me asalta cuando inten - to relacionar estos dos conceptos. Un poco más allá de la superficie, desde hace años creo sinceramente que ambos saberes, el médico y el literario, pretenden abarcarlo todo, que ambos cubren la vida y su esperanza como dermis y epidermis. Por ello coinciden, porque se superponen. Por eso eran médicos y escritores François Rabelais, Arthur Conan-Doyle, Anton Che - jov, Pío Baroja, Alfred Döblin, William Car - los Williams, Mijail Bulgakov y o liver Sacks. Tampoco es casualidad el brillo literario de algunas novelas de tema médico como La Montaña Mágica o El Doctor Arrosmith. o la maravilla de una novela médica escrita por médico: Berlin Alexanderplatz. Alfred Döblin, su autor, admitió que ella no habría sido posible sin su trabajo como médico psiquiatra en un centro de observación de delincuentes. Nuevamente, literatura y medicina. Ambas, superpuestas entre sí y sobre la vida del hombre, pueden ser con - tenido y recipiente. Pero no sólo de eso se trata: está dos áreas tienen más qué ver entre sí que la carpin - tería metálica y el comercio de aves a pe - sar de las jaulas. Aquí no se trata de hacer medical fusion y encontrar relaciones con la cocina y la ingeniería aeronáutica, que alguna debe haber y será respetada. Propongo entonces buscar otro saber, otra práctica disciplinar que pretenda abarcarlo todo. Lo admito, estoy haciéndome tram - pa a mí mismo a ver qué pasa. Si, ahora que están de moda y han demostrado que también pretenden cubrirlo todo, si ele - gimos como contendiente las series de televisión, si intentamos sustituir la lite - ratura por ellas, ¿acaso el discurso sería el mismo? Hay igualmente médicos que han participado en ellas. Recuerdo el caso de Michael Crichton que contribuyó a diseñar Emergency room. Hay además varias se - ries que suceden en hospitales y también hay muchas otras que tienen la enferme - dad como eje: Breaking bad, The boss, Los Soprano, por solo nombrar algunas. ¿Cuál es la diferencia? ¿Por qué la literatura pre - tende un trato de favor si la comparamos con las series? No desespere, querido compañero. Tengo la respuesta. La clave está, vuelve a estar en la medicina y en el objeto que la ocupa: la vida, la salud del hombre. Es el objeto de su estudio el que hace de la medicina una ciencia apodíctica. Por ello en alguna es - cuela se enseña que la medicina no es una ciencia sino un arte. Nada de arte, ciencia es aunque apodíctica. No lo digo yo, lo ad - vertía Immanuel Kant. Y si bien la literatura también erige un puente entre la medici - na y el arte, fundamentalmente vincula el saber médico con la filosofía, la madre de todas las ciencias. Ése es su aporte más importante: a través de la literatura, la medicina regresa a la fi - losofía. Estas dos señoras superpuestas, medicina y literatura, están juntas incluso en esta encrucijada del camino como fue demostrado entre los siglos XVIII y XIX por los actores de la Naturphilosopohie, aun - que eso, claro está, es otra serie. Perdón, quise decir cuartiento. ¿Qué tienen en común medicina y literatura?

42. 42 médicos castellón pueblos con encanto mármol de los inicios de la construcción. Todo el conjunto resulta equilibrado, ar - monioso y muy bien conservado, invitando a la contemplación y disfrute sosegado. La torre campanario, adosada a la fa - chada de la iglesia, es de planta cuadra - da y presenta tres cuerpos donde, el su - perior, exhibe un vano en cada lado para alojar las campanas. Frente a la base de esta elegante torre podemos ver un monolito pétreo o miliario romano del siglo IV. En la fachada, de piedra labra - da y sillería, la puerta principal muestra una parte inferior flanqueada por sen - das columnas corintias y otra superior con hornacina para la imagen del santo y bonitas columnas salomónicas. Existe también una puerta lateral, por la que entramos en el templo, con dintel sos - tenido por pilastras toscanas y frontón superior partido. Formidable y bello edi - ficio, sin duda. Tras unas breves indicaciones para el pa - seo por la población, nos despedimos del atento y gentil funcionario que ha facili - tado la visita, agradeciendo su compañía, servicio y amabilidad. Iniciamos así el reco - rrido, bordeando la iglesia, por la calle dels Frares donde vemos la fachada restaurada del antiguo Forn Vell, aún en activo, que en una de sus piedras presenta la inscripción 1550 aunque su construcción se supone de origen árabe y, por ello, bastante ante - rior a esa fecha. En la misma calle contemplamos diversas nobles fachadas de amplia portalada en arco de medio punto y grandes dovelas, en ocasiones no muy bien conservadas, pero de impresionante aspecto, con cantoneras en piedra de sillería, como el Palau dels Jo - vaní normalmente conocida por “Casa del Vale”, que se alza imponente y señorial ha - ciendo esquina con el Carrer del Mig, de la que se dice que allí pernoctó el Papa Luna en 1400. En suave descenso, al final de la calle podemos ver la Ermita de Santa Ana, siglo XVII, capilla que fue del Convento de la Soledad. Deshacemos el trayecto entrando en el carrer del Mig para ver la renombrada Casa de Pere Pascual y continuamos después para contemplar la Ermita de la Purísima, antiguo Hospital de Caridad que fue, en la calle del mismo nombre e integrada entre las casas colindantes, con una nave de planta alargada y bóveda de crucería sus - tentada por arcos apuntados de elegante factura. De regreso en la Plaza Mayor, enfilamos la Calle de la Corte para admirar la Casa Palau Borrull, muy bien restaurada con fachada en piedra labrada, portalón en arco de me - dio punto dovelado, ventanas con marco y alféizar en piedra de sillería, logia o galería superior y típico alero valenciano. Un boni - to edificio de obligada contemplación. Cer - ca de allí podemos ver los antiguos lava - deros construidos junto a una fuente que se supone de origen romano. Finalmente debemos mencionar la Ermita de San José del Carrascal, siglo XVI, y la Capilla de Ntra. Sra. de los Ángeles, de estilo barroco clási - co valenciano, ambas en trámites para un proyecto de restauración. Sólo nos resta comentar la amplia tradi - ción culinaria de La Jana donde merecen cita destacada la tortilla de arroz, la olle - ta local, la llamada “faba clara” y las car - nes del ganado autóctono, sin olvidar su repostería en forma de “pastissets de La Jana”, “rollets de momo” y “figues en pae - lla”. Al fin, cumplido el propósito y finaliza - do el paseo por las calles y caserío de este bonito pueblo, ya instalados en nuestro vehículo con la proa orientada a la próxi - ma etapa, nos despedimos de vosotros en la esperanza de que hayáis disfrutado a nuestro lado con el relato de las virtudes y maravillas de La Jana sin olvidar, por su - puesto, el deseo de que seáis felices. San Bartolomé Torre de San Bartolomé Palau desl Jovaní Ermita de Santa Ana Palau Borrull

6. 6 médicos castellón actualidad e n 2016 se registraron en Castellón 6 agresiones a mujeres médicos El Comcas denuncia los actos violentos contra quienes velan por su salud El Colegio de Médicos de Castellón (Com - cas) valora positivamente el descenso de las denuncias por agresiones al personal sanitario registradas en 2016, seis por las diez de 2015 al celebrar el pasado 16 de marzo el Día Nacional contra las Agresio - nes en el ámbito Sanitario. Si bien el des - censo de agresiones es positivo para la institución, genera preocupación el hecho de que en las seis ocasiones las agredi - das hayan sido mujeres, lo que plantea la necesidad de insistir en las campañas de sensibilización para hacer ver a los ciuda - danos que los médicos son profesionales que cuidan por su salud y deben ser res - petados. La preocupación por la tendencia al alza de las agresiones registradas en 2015 llevó al presidente y al secretario del Comcas, doctores José Antonio Herranz y Manuel Sánchez, a reunirse en junio de 2016 con el comisario jefe de la Policía de Castellón, Jorge Martí, para plantear la necesidad de colaborar para erradicar las agresiones que sufren los médicos. Instándoles las fuerzas del orden a pedir a los profesio - nales agredidos que denuncien los hechos para que las autoridades puedan actuar. A lo largo de 2016 el Comcas registró 6 agresiones a médicos, todas ellas muje - res. “Algo que debe hacernos reflexionar a profesionales y ciudadanos, pero tam - bién a las autoridades y poner coto a esta preocupante situación”. De los seis casos denunciados, tres se registraron en cen - tros de salud, y afectaron a médicos de Atención Primaria, mientras que los tres restantes ocurrieron en hospitales. En 2015 se presentaron 10 denuncias, de las que siete fueron a mujeres médicos y tres a hombres. En ocho ocasiones se produje - ron en el centro de salud y en los dos res - tantes, en hospitales. A pesar del descen - so del número de casos denunciados el año pasado, cabe recordar que se superan los de 2014 cuando se registraron cuatro denuncias, dos más que en 2013. Esta lleva a la corporación médica cas - tellonense a apelar a la reflexión de los ciudadanos en el Día Nacional contra las agresiones a los médicos que se celebra hoy y en el que la o rganización Médica Colegial ( o MC) alerta de la escalada de las agresiones a facultativos en toda España, al registrarse 495 denuncias, con un incre - mento del 37,12 por ciento con relación a 2015, según el o bservatorio Nacional de las Agresiones de la o MC. El doctor Herranz, tras “lamentar” que sean las mujeres médico las que han su - frido las 6 agresiones denunciadas este año en la provincia de Castellón, recuerda que “cualquier agresión merece el repu - dio de la sociedad y más en estos casos en que el agredido/a, verbal o físicamen - te, es el cuidador de la salud del paciente. Los ciudadanos deben reflexionar y darse cuenta de que el médico no es el culpa - ble de las carencias del sistema público de salud. Los médicos, con nuestro trabajo, tratamos de dar solución a sus problemas, pero dentro de nuestras posibilidades”. Herranz estima necesario insistir en la lí - nea de “sensibilizar a los ciudadanos de que las actitudes violentas, de un número apenas representativo de pacientes, pue - den generar en el médico miedo a atender a sus pacientes y eso no es bueno para la sociedad”. Considera que desde que hace 10 años y tras el asesinato de una médico de familia en Moratalla (Murcia), la cam - paña Tolerancia cero contra las agresio - nes, ha ido dando sus frutos, pero, “tanto a mí como profesional, como en mi condi - ción de presidente del colectivo médico de Castellón me preocupa que siga habiendo agresiones a los profesionales, por lo que es preciso que se aplique la normativa existente con contundencia para erradicar esta lacra que suponen las agresiones de cualquier tipo a los médicos”. Coincide con el objetivo de la o MC de “im - plicar a los jueces para que se actúe de una manera homogénea en toda España a la hora de considerar las penas por agre - siones a sanitarios”. Las denuncias se redujeron de 10 a 6 pese a que la media nacional aumento un 37,12%

26. 26 médicos castellón sesión clínica ALGORITMO DE BRUGADA PARA EL DIAGNÓSTICO DE TV Como conclusión, manifestar que para en - frentarse a una taquicardia debemos ser humildes, tener paciencia, y un cierto es - píritu de detective. Ejemplos: ECG de 12 derivaciones de una FA en un WPW ECG de 12 derivaciones de dos TV distintas ECG de una TV polimórfica, helicoidal, en “torsade de pointes”

33. 33 médicos castellón enfermas y enfermos A veces, los humanos queremos “pelear “contra la naturaleza; no solo se trata de vivir más años, sino de aprovechar los años que vivimos. Con una esperanza de vida superior a los 80 años no debemos quejarnos de que al final nos mo - rimos con 80-90 años o mas, cosa inevitable, si no mas bien de no haber aprovechado estos 80 largos años en haber cumplido nuestras ex - pectativas en este mundo y esto es valido para “enfermas y enfermos”, sin embargo... ... Leía esta mañana en Internet de un investiga - dor de prestigio, “los cerebros de los hombres y las mujeres son tan diferentes, como sus ma - mas”. Yo no sé, si habrá tanta diferencia como insinúa nuestro amigo el investigador, pero la filosofía de estos artículos de “enfermos y enfermas” es tratar de transmitir esa diferencia con hechos de la vida diaria y sobre todo con sentido del humor. Mi mamá me mima mucho, quiero mucho a mi mamá, etcétera son frases que, si no recuerdo mal, eran de las primeras que nos hacían leer y escribir en la escuela, a eso de 5-6 años (del pa - dre no recuerdo nada). Que la madre ocupa un espacio enormemente más grande que el padre en los primeros años de la vida del infante, es consustancial a todas las culturas, cuando se aprende a hablar es en casa madre, la lengua materna es propia del ser que ocupa mas espacio e importancia en nues - tra infancia. Mi padre me lo decía de otra manera, “lo mes importan del mon es tindre mare” (lo más im - portante del mundo es tener madre). En la consulta, cuando la vida de una madre se interrumpe a esa edad que no debería de pasar nunca, vemos como la casa, el hogar, la familia, pierde su referencia central y se queda “desma - drada”; dicha frase de desmadrada, se ha exten - dido a situaciones de falta de control, de reglas, de referente...” Aquello fue un desmadre, éstos se habían desmadrado” ...” el río se ha salido de madre” ... Situaciones como las comentadas en los dos párrafos anteriores, me vinieron a la memoria cuando entró en la consulta un matrimonio, al que conocía “de toda la vida” y que él tenia por costumbre llamarla en lugar de por su nombre de pila por, “el ama”. Un día se me ocurrió decirle al marido, “me lla - ma la atención que no llama a su mujer por su nombre de pila, sino como “el ama”, a lo que el respondió... yo siempre lo he tenido muy claro, mi mujer es “el ama de casa”, además no se en - gañe, los hombres necesitamos que nos “go - biernen”, fíjese doctor que la sabiduría popular habla de la “gobernanta”...ya, ya, conteste, pero pensé que no se lo comentaría a mi mujer, no sea que salgamos perdiendo. A otro matrimonio, también añejo y conocido, se me ocurrió contarles lo de “la casa madre, el ama, la lengua materna y el desmadre”, o sea todo lo relacionado con la importancia cultu - ral de la madre, escucharon muy atentos y ella miraba exultante de felicidad (al verse tan bien valorada como madre), su mirada reflejaba no solo que me daba la razón, sino que veía com - pensada tantos sinsabores (que solo las madres saben),él callado y sabedor que se había pegado “la vida padre”, con cierto grado de resignación, se atrevió a decir, “sí, sí, todo eso está muy bien doctor, pero no se olvide....el patrimonio es el patrimonio”. ¡Uf que maldad! FRANCISCO RALLO d e la lengua materna... al patrimonio

34. 34 médicos castellón como el agua Un triste día de 1356 moría en Lieja el via - jero y explorador inglés Juan de Mandevi - lle. Pocos años antes, su espíritu inquieto y calenturiento le había llevado hasta la enigmática ciudad de Polombé, en algún lugar de Tierra Santa, India o China, o qui - zás en alguna remota isla oceánica. Llama la atención que, desde entonces, nadie haya vuelto a encontrar esa ciudad, a pe - sar de que nuestro intrépido viajero des - cribiera con todo detalle que, al pie de una montaña cercana, se encontraba, nada más y nada menos, que la fuente de la eterna juventud, “una fuente noble y her - mosa, con sabor dulce y oloroso, como si la formaran diversas maneras de especie - rías. El agua cambia con las horas del día; es otro su sabor y su olor. El que bebe de esa agua en cantidad suficiente, sana de sus enfermedades, ya no se enferma y es siempre joven”, según él mismo describía en su libro titulado Los viajes de Sir John Mandeville, caballero. No es difícil deducir de este relato que nuestro amigo Juan murió joven, sin enfer - medad alguna, con la sorpresa reflejada en su rostro y sin entender bien que la eterni - dad fuera tan corta. Quizás él mismo no lo recordara en ese confuso momento, pero tampoco es difícil aventurar que las pena - lidades de sus viajes las sobrellevaba con buenos vasos de hipocrás con nuez mos - cada, miel o pimienta negra, según el lu - gar que visitara. Al calorcillo de los efluvios de este vino caliente medieval recorría el mundo y creaba, entre visiones y pesadi - llas, dulces historias basadas en leyendas o en puras invenciones. Era Mandeville coetáneo de Marco Polo, del misionero franciscano o dorico de Por - denone y del filósofo, teólogo y escritor mallorquín Ramón Llull, con los que com - partía una incansable atracción por los viajes a tierras lejanas y de los que sólo se diferenciaba por el pequeño detalle de ser, según Sir Thomas Brown, “el mayor mentiroso de todos los tiempos” ya que las leyendas fantásticas, relatos sorpren - dentes e historias fabulosas que durante siglos sorprendieron a los eruditos euro - peos no eran más que invenciones alum - bradas por un genial viajero imaginario que jamás salió de su casa. Ni siquiera se llamaba Mandeville. Su verdadero apellido era Bourgogne. o sea, que no era ni inglés, que no es poca desgracia. Lamentablemente, no resultaron ser rea - les los hombrecillos que se envolvían en sus propias orejas, ni los indígenas que solo tenían un pie, ni las plantas que pro - porcionaban corderos en primavera, ni mucho menos los seres con cuerpos hu - manos y cabezas de perro, aunque de estos últimos sí que parecen haber sobre - vivido hasta nuestros días algunos espe - címenes. Todas esas historias quedaron pronto relegadas al olvido y al descrédito, pero afortunadamente la existencia de la fuente de la eterna juventud no sólo no ha resultado ser una fábula, sino que a lo largo de los siglos han proliferado de ma - nera prodigiosa innumerables fuentes con similares o mejores propiedades que las relatadas por nuestro amigo Juan que, al fin y al cabo, probablemente, bebió de la fuente equivocada. El sueño de la eterna juventud ha sido des - de muy antiguo la mayor aspiración del ser humano, y no sólo de los narcisistas y he - donistas, como Dorian Gray, que pactó con algún diablo la permanencia de la belleza, ni tampoco de los seres inmaduros, como Peter Pan, que para no crecer se instaló en el país de Nunca Jamás. Brujos, magos, hechiceros, chamanes, alquimistas, cu - randeros, psiconautas y nigromantes de todos los tiempos y culturas, desde Zósi - mo de Panópolis (s. III) y Paracelso (s. XVI) hasta Samuel Hahnemann (s. XIX) y Ma - ría Sabina (s. XX), han realizado conjuros, exorcismos, sortilegios, encantamientos, hechizos, trances y apariciones; algunos han practicado técnicas tan dispares (y al - gunas tan disparatadas) como la sanación cuántica, el reiki, la cosmética genómica, la astrología, las pulseras magnéticas, las dietas milagro, los placebos, las diluciones centesimales o las lactosas impregnadas, pero pocos han conseguido sus objetivos. Contados son los casos que se conocen de personas permanentemente jóvenes. Los ha habido permanentemente idiotas, sobre todo los que buscaban la piedra fi - losofal en algunas de esas prácticas eso - téricas. También ha habido casos frecuen - tes de ignorancia permanente, pero estos, quizás, están más cerca de la felicidad que de la vida eterna. No se conoce fuente de la que no mane otra cosa que agua, con la excepción de algunas que arrojan gases. Sin embargo, Amadís de Gaula, los caballeros de la Tabla Redonda y Hernán Cortés, por citar sólo al - gunos de los que han pasado a la posteri - dad, buscaron incesantemente una fuente que curase sus heridas. Mención especial merece el tesón de Juan Ponce de León, que recorrió el Caribe y las Antillas de cabo a rabo buscando el agua milagrosa que pu - siera fin a su inoportuna impotencia. Y no consta que la encontrara. La única prueba que ha llegado a nuestros días de que el agua milagrosa pueda existir es realmen - te poco fiable: todos hemos visto revivir al padre de Indiana Jones con el agua que custodiaba un caballero de avanzada edad, pero tengo para mí que esa cura milagrosa tuvo más que ver con el Santo Grial que la contenía que con el agua misma. No es extraño, por otra parte, que haya sido Don Quijote el único en saber que es - tos poderes tan reiteradamente buscados en el agua sólo se pueden encontrar en el bálsamo de Fierabrás, que tiempo atrás fuera utilizado, ni más ni menos, que para I GNACIO M ORELL CATE d R á TICO d E HI d ROGEOLOG í A d E LA UJI d e la fuente de la eterna juventud

3. 3 médicos castellón editorial Ane M de reptes M olts son els grans reptes que a hores d’ara té la professió mèdica i tots ells de gran envergadura, no tan sols per al metge com a persona i profesional, sinó perquè eixa problemática retorna dirèctament a la población total, la salut de la qual depén d’uns metges ben formats, estables en el lloc de traball, posats al día en els coneixements tan lligats al progres científic accelerat i que deuen ser l’esglaó més important de la gestió clínica de l’asistència sanitària. La inestabilitat política, la crisi económica i la malaurada conversió la la Sanitat en 17 taifes, fan que massa díes, quasi tots els díes, la Sanitat airejada en titulars de premsa, i no cal assenyalar lo que tots comprovem a casa nostra...Però els regnes de Taifes van acabar prou malament... Cal tindre un Registre de Professionals, resoldre les excesives interinitats, potenciar “la Carrera” tant en gestió com econòmicament...i exigir que la formació i l’actualització dels coneixements dels nostres metges no siguen barrats per una fiscalitat mal entesa, que deuría incloure com un mecenatge lo que la industria inverteix en formació. Es més “desgravable” (socialment) regalar un quadre al Prado, una òpera al Liceu...o posar al día el saber i actuar dels que responen de la Salut de la población? Confiem en les bones intencions que la nostra Consellera transmet en la extensa entrevista que llegirán en les pàgines següents. També en les positives perspectives de les noticies judicials sobre algo tan nostre com els “bous al carrer”...Cal que no ens voltege el bou als Metges de Castelló

14. 14 médicos castellón subvenciones La Fundación del Comcas destina 15.000 euros a trabajos de investigación El Colegio de Médicos de Castellón, a tra - vés de su Fundación, convoca por séptimo año las becas anuales destinadas a fo - mentar e impulsar la formación y la inves - tigación en ambas áreas. Unas becas que tienen un presupuesto de 15.000 euros, a fin de seleccionar quince de los proyec - tos planteados que tendrán una ayuda de 1.000 euros cada uno. El plazo de presen - tación de proyectos y documentación se podrá hacer en el Registro del Colegio des - de el 4 de abril, cuando se abrió el plazo, hasta el 4 de mayo, a las 20 horas. La Fundación Colegio de Médicos de Cas - tellón crea un programa de Becas para contribuir a los Programas de Formación y Proyectos de Investigación y Tesis Doc - torales de sus colegiados, con la finalidad de ayudar en la mejora de la Asistencia sanitaria. Las bases para poder optar a una de estas becas se encuentran a disposición de los colegiados en las dependencias del Cole - gio y en la página web (www.comcas.es). El presidente del Colegio de Médicos y la Fundación, doctor José Antonio Herranz, valora positivamente los resultados obte - nidos en anteriores convocatorias y resalta que, con este programa de ayudas, “pre - tendemos potenciar el acceso a la investi - gación y la formación de los médicos, tanto los que ya están en ejercicio como aquellos que se incorporan. Estas ayudas son en muchos casos necesarias para que proyec - tos de investigación tengan viabilidad y por ello es una satisfacción poder ponerlas en marcha desde la corporación colegial”. El Colegio o ficial de Médicos de Castellón (Comcas) continúa su proceso de incorpo - ración de las nuevas tecnologías, tanto a los procesos de gestión como a los de co - municación en información con y para sus colegiados. Si primero fue el portal web, que incorporó la opción de seguir los cur - sos y actividades de formación en directo, vía streaming, ahora da un paso más con la presencia en las redes sociales de la mano de la página profesional en Facebook. El Comcas quiere oír a los agentes impli - cados en la profesión médica y de la salud. Para ello ha creado la página de Facebook que contribuye a crear su perfil digital en las redes sociales. Con esta presencia virtual en las redes el Colegio busca un contacto más directo con sus colegiados, a los que acercar las actividades que promueve y las informa - ciones, propias o vinculadas al ámbito de redes sociales ¡ s igue al colegio en Facebook! la salud tanto provincial como regional o nacional. En todo caso, la ventana a las redes socia - les es una apuesta por la interacción y por explorar las nuevas opciones que ofrecen las redes sociales a las que no puede ser ajeno. La llegada a Facebook del Colegio no es un punto y final del viaje hacia las redes sociales, sino un paso más en el camino de formación de la identidad digital de una institución centenaria y enraizada en la sociedad, como es el Comcas. Desde estas páginas te animamos a par - ticipar con tus comentarios e informacio - nes. https://www.facebook.com/comcaste - llon/

37. 37 médicos castellón rincón literario De todas las recomendaciones o consejos que vienen apareciendo en la prensa diaria y otros medios de comunicación, dictadas bien por la Conselleria de Sanidad o por el Ministerio en su decálogo para prevenir la gripe-A causada por el virus H1-N1(nuevo subtipo del virus de la gripe, frente al cual, por ser precisamente nuevo en plaza, no estamos inmunizados, de ahí su posible peligro), una de ellas, lavarse las manos al menos un minuto, como recomiendan, me ha traído a la memoria el nombre y figura de Ignaz Phillip (en alemán) o Ignac Fülöp (en húngaro) Semmelweis, de ahí el título de este trabajo, el cual nació el 1 de julio de 1818 en Buda (Hungría) y murió el 13 de agosto de 1865 en Viena con apenas 47 años de edad. La comunidad científica de su época lo denostó y acabo falleciendo en un asilo a causa de la infección, que el mis - mo se provocó, cortándose con un bisturí contaminado para demostrar su teoría. Por ello he querido recordar la figura de este tocólogo, u obstetra como entonces se les denominaba, rememorando su aza - rosa y corta vida. Actualmente es conside - rado una de las figuras médicas pioneras de la antisepsia y prevención de la infec - ción hospitalaria o nosocomio. Como algunos le han descrito es el caso de un médico que murió loco por exceso de conciencia. Lavarse las manos, como ahora recomien - dan, es un gesto habitual, tan normal, que si se piensa que gracias a él se han salvado muchos miles, quizá millones, de madres parturientas nos parecerá inverosímil, y no obstante es así. Antes de Semmelweis un 20 por cien - to de las madres morían al dar a luz y en tiempos de epidemia esta cifra llego a ser hasta de un 90 por cien, La causa la fiebre puerperal. Como antes he dicho en 1818 nació en Buda, capital de Hungría. Semmelweis. Estudio medicina con gran aprovecha - miento e ingreso como ayudante del pro - fesor Klin en uno de los dos pabellones de la maternidad del Hospital de Viena, capital entonces del imperio austrohún - garo. De estos dos pabellones, uno era dirigido por el profesor Klin y el otro por el profesor Bartch. Semmelweis, entu - siasta de su profesión, consistente según sus propias palabras: “en ayudar al fenó - meno más bello de la vida que es la ma - ternidad”, se desolaba al ver que la fiebre puerperal causaba tan gran mortalidad entre las parturientas. Un día comparo los libros de la maternidad de Bartch y la ma - ternidad de Klin y vio con sorpresa que la mortandad en la primera de ellas era no - tablemente inferior a la de la segunda, en la que el mismo trabajaba, y ello, actuan - do sobre su curiosidad científica, le llevo a examinar los diversos sistemas de partos que podían efectuarse. No encontró más que una sola diferencia; en la maternidad de Bartch los partos eran efectuados por comadronas; en la de Klin por internos y estudiantes de medicina. Pretextando una reorganización de la maternidad, hizo que las comadronas pasasen de una a otra y la mortandad descendió allí donde actuaban ellas. Es decir que las muertes eran más frecuentes en los partos ayudados por médicos o estudiantes aventajados que normalmente usaban métodos mas cien - tíficos que no los empíricos usados por las comadronas. Semmelweis hizo conocer estos resulta - dos a los directores de ambas materni - dades, los cuales se encogieron de hom - bros indicando que tal vez ello se debía a la brusquedad propia de los estudiantes, que procedían con menos delicadeza que las comadronas, pero el profesor Klin, vis - to que su sala era en la que se producía mas mortandad, consintió que la mitad de los estudiantes fueran sustituidos por co - madronas y la mortandad descendió, pero no se le dio mayor importancia. Se decía que la fiebre puerperal era el tributo que las mujeres del pueblo debían pagar por la maternidad, barbaridad esta incomprensi - ble hoy en día. Semmelweis hizo notar que las mujeres de la nobleza o simplemente acomodadas que parían en sus casas no eran víctimas de una mortandad tan gran - de. A finales de 1846 la mortalidad en la sección de Semmelweis se había elevado al 12 por cien y en la segunda sección era solo del 0 ́9 %. Las mujeres de ambas sec - ciones procedían de la misma capa social, la capacidad de ambos locales eran las mismas, las medidas de orden obstétrico similares y sin embargo los porcentajes de muertes diferían muchísimo. En una carta de Semmelweis a su amigo Markusovs - ky escribe este: “No puedo dormir ya. El desesperante sonido de la campanilla que precede al sacerdote portador del viatico ha penetrado para siempre en la paz de mi alma. Todos los horrores de los que dia - s emmelweis JOSÉ ALBA REPRESA

39. 39 médicos castellón artículo Las cosas que pasan cotidianamente, y que suceden sin más, crean unas peculia - ridades que cuando reflexionamos sobre ellas nos llevan en muchos casos a pensar y dejar a un lado lo triste que es la enfer - medad por y para el que la padece; por ello debemos darle mucha importancia a lo que nos dicen y quitarle todo el hierro que lleva y ver si es posible la forma de poder sonreír. Por ello esas cosas que nos ocurren en la consulta y que nos sorprenden y no nos dejan de sorprender hay que verlas por el lado de la sonrisa más amable y pura po - sible. Los médicos tenemos una terminología o jerga de difícil comprensión para los pa - cientes. Si lo pretendiéramos no nos entenderían, pareceríamos polacos, así denominaban en la “mili” de forma coloquial a algunos, pues había veces que, al hablar entre ellos, los demás no les entendían. A nosotros nos resulta curioso, e incluso complicado, poder cambiar el nombre a cosas de uso frecuente y por ello debe - mos acercarnos a las que usas nuestros pacientes: - “Es que tengo retortij -i-ones”. - “Vengo porque ya me ha visitado el Dien-tista”. Me ha salido alta la proteína recreativa”. “Mire mi ojo, me ha salido un mozuelo”. “Me due - len les cames” ... En muchos casos es la forma de caste - llanizar palabras del modo como se dicen aquí. Y así muchos cambios lingüísticos que todos hemos escuchado. También deberíamos fijarnos en la percep - ción ́que tiene el paciente de su dolencia: Una mujer de 85 años que comenta: “doc - tor, es que tengo una tos como una de esas abuelas......” ¿Qué le debemos contestar? Mejor una sonrisa. El que consulta porque le duelen “les ba - rres” o el que “sen va desde ahir” ¡Vivan las palabras y las percepciones! En ellas las percepciones entraría este caso que me sucedió hace poco. Nos dirigíamos a un aviso, eran las 4 de la madrugada. Llegamos a la casa y nos abre una señora en pijama que vivía sola y sin mediar palabra la vemos irse corriendo por el pasillo y meterse en la cama. “Estaba enferma”. Y allí la atendimos, no en el sa - lón, ni en la cocina, en la cama como buena paciente e intérprete de su enfermedad. o tro caso fue el de una paciente que tras la analítica, resulta con Helicobalter Pylori +, le explicó la múltiple terapia indicada a su patología, ella me dice que si no hay una pastilla única, que son muchas. Le contes - to que sí, pero, de momento, no está en la prescripción. Su respuesta fue la siguiente: - ¿Cómo qué no? En Zaragoza la recetan. - ¿Por qué allí sí y aquí no? Fue muy difícil argumentar el porqué, pues era primero yo, lo que me corresponde y luego intentar comprender lo que me dice usted doctor. -Pero en Zaragoza la recetan, fue su últi - ma frase. El caso de otro paciente con un intenso dolor en la espalda, que se irradiaba a la pierna izquierda y que le resultaba muy doloroso, solo había que verle el rictus de su cara. La consulta se hizo un poco larga, pero era muy curiosa y no quería cortar el hilo de la misma pues su semblante iba cambiando, a medida que me contaba lo siguiente: La curiosa cronología respecto a su nom - bre. Su padre se llamaba Paco, y a él le pusie - ron como no el mismo nombre, es decir Francisco, pero le llamaban Paquito. Con el tiempo, cuando le llegó la hora de trabajar, se empleó en un almacén donde, curiosamente, al jefe le llamaban don Paco o mejor dicho el “Sinyo Paco”, con lo cual a él no le podían llamar así y le llamaban don Paquito o el “Sinyo” Paquito. Con esto ya nos distendimos un poco, so - bre todo él y fue desgranando aún más su nombre. Le pregunté que si siempre le habían lla - mado Paquito y me contestó que no. En casa de unos familiares, al padre le lla - maban Paco, a la madre Paca y, como no, al hijo le llamaban Paquito... Entonces qué nombre tenía el tal ̈Paquito ̈ en esa casa. -Pues allí me rebautizaron como “Paqui - tet”. A los dos nos entró una sonora carcajada, que nos alegró el día. A mí, después de un tenso día de trabajo y a él por recordar los estadios por los que había pasado su nombre. Bueno, así es como a veces el poder cu - rativo de las charlas intranscendentes en la consulta, pero de complicidad con el usuario pueden ser más efectivas que un medicamento. Pues Paquito o Paquitet al salir de la con - sulta no arrastraba tanto la pierna e iba más erguido, aunque luego volvería, pero por una fracción de tiempo se habían ate - nuado los dolores. ¡Vivir para ver! ¡Escuchar para creer! J OSÉ M AR í A B REVA La palabra y sus juegos

12. 12 médicos castellón normativa legal La normativa autonómica reguladora de los festejos taurinos tradicionales, Decre - to 31/2015, está en la actualidad inmersa en un proceso de reforma. Con buen crite - rio, la Consellería de Gobernación y Justici -competente por razón de la materia-, ha dado voz a todas las partes intervinientes en este tipo de festejos a fin de que pue - dan participar en la elaboración de la nor - ma y exponer sus puntos de vista sobre la futura regulación. La participación de los agentes intervinientes se materializa a través de la Comisión Consultiva, en la que están representados la Administra - ción, veterinarios, arquitectos, ganaderos, peñas taurinas, enfermeros, ayuntamien - tos, etcétera, además, naturalmente, de los médicos. Hasta la fecha ha habido dos reuniones de la Comisión, en la que se han ido pre - sentando diversas propuestas de modifi - cación por las partes que, en un momento posterior, en reuniones específicas para cada uno de los agentes, se discutirán e implementarán, en su caso, en la nueva normativa. Los médicos están representados en la Comisión a través de los vocales designa - dos al efecto por el Consejo Autonómico. Se han presentado unas propuestas de modificación del Decreto, en cuya elabora - ción han participado médicos con dilatada y reconocida capacidad y experiencia en este tipo de festejos y con apoyo técnico de la asesoría jurídica del Colegio de Médi - cos de Castellón (Comcas). Estas propues - tas van dirigidas a mejorar la seguridad de los participantes en el espectáculo desde el punto de vista sanitario y en defender la profesión médica en general y la dignidad del médico en particular. En particular, a modo de ejemplo, se ha propuesto que el servicio médico esté compuesto, además del por el Jefe del Servicio, por un médico ayudante, si no en todos los festejos, sí en los que puedan suponer un mayor riesgo, bien por la pre - visión de mayor número de participantes, bien por la peligrosidad de la res. Igual - mente se ha propuesto regular de forma digna el local habilitado como enfermería, que deberá contar con unas condiciones higiénico sanitarias adecuadas. Es nece - sario, asimismo, que el instrumental sea el reglamentario, y esta obligación debe recaer sobre el organizado; también es preciso que la ambulancia sea la adecuada y el personal que la integre sea también el reglamentario según el tipo que la norma prevea, y esta obligación también debe re - caer sobre el organizador y la empresa que presta el servicio de ambulancias. Además de esta vía de participación en la elaboración de la normativa reguladora de los festejos taurino tradicionales (bous al carrer) , el Colegio de Médicos de Castellón mantiene la vía judicial, iniciada antes de abrirse el proceso de modificación del De - creto 31/2015. Recordar que el Comcas presentó, a través de su asesoría jurídica, un recurso con - tencioso administrativo contra el Decre - to 31/2015, dictándose la Sentencia Nº 874/2016, de 5 de octubre de 2016, del Tribunal Superior de Justicia de la Comu - nidad Valenciana, Sala de lo Contencioso Administrativa, Sección Quinta, que decla - ró la nulidad de los siguientes artículos del Decreto 31/2015: 21.1, párrafo segundo, artículo 50, artículo 91, Disposición Transi - toria Segunda, y el Anexo III del reglamen - to, certificado de facultativo encargado del servicio médico. La consecuencia práctica más importan - te, y ya definitiva, es que queda sin efec - to la obligación del médico de solicitar y obtener una acreditación distinta de la que le concede su titulación universitaria (concretamente se exigían conocimien - tos en soporte vital avanzado y forma - ción en materia de asistencia médica a heridos en festejos taurinos), para ejer - cer su profesión en este tipo de espec - táculos. A parte de este éxito judicial, el Colegio de Médicos sigue solicitando ante el Tri - bunal Supremo la necesidad de que el equipo médico esté integrado, además de por el Jefe del Servicio, por un médico ayudante, homologando nuestra legisla - ción autonómica, a las demás Comuni - dades, legislación que, en la actualidad, a pesar de ser la valenciana la comunidad que más espectáculos ofrece, es la que menos requisitos en materia de personal o de condiciones de instalaciones sani - tarias exige. e stado actual de la regulación autonómica de els bous al carrer DECRETO 31/2015, de 6 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento de Festejos Taurinos Tradicionales de la Comunitat Valenciana

20. 20 médicos castellón conferencia La Asociación de Médicos Senior del Hos - pital General Universitario de Castellón (HGUCS) inició el pasado 28 de febrero, con una conferencia sobre el científico Miguel Servet, una serie de actividades en colaboración con el Colegio de Médi - cos de Castellón, que cede las instalacio - nes. A tal fin, representes de la Asociación mantuvieron una reunión en la sede de la corporación médica con el vocal Ildefonso Alamillo y el presidente, José Antonio He - rranz. En el transcurso de la reunión, la repre - sentación de la Asociación avanzó sus in - tención de poner en marcha una serie de conferencias culturales, la primera de las cuales fue impartida por el doctor Eduardo Buesa Ibáñez. “Miguel Servet, médico, hereje y mártir” fue el título de la conferencia del doc - tor Buesa para abordar la vida y obra de este teólogo y científico. El conferencian - e l doctor Buesa abordó la figura de Miguel Servet para, a continuación rastrear en la docu - mentación existente sobre este aragonés, aunque el lugar de su nacimiento se lo disputan aragoneses y catalanes. El doc - tor Buesa expuso los valores teológicos y científicos de un Miguel de Servet que convivió con personalidades relevantes de la historia como Copérnico, Calvino, San - ta Teresa o San Ignacio de Loyola, entre otros. El conferenciante transitó por la vida de este aragonés, natural de la localidad os - cense de Villanueva de Sigena, que parti - cipó en la Reforma Protestante y estudió ciencias como la astronomía o la meteo - rología, además de matemáticas, anato - mía o medicina. Una recorrido que salpicó de anécdotas y con documentos gráficos. te arrancó por el final, con la muerte en la hoguera, condenado por hereje, de Servet, El doctor Buesa disertó sobre Miguel Servet Encuentro con representantes de la Asociación de Médicos Senior del HGUCS

25. 25 médicos castellón sesión clínica do de pulmón). La actitud sería la cardio - versión si la frecuencia cardiaca es mayor de 150 lpm. Si la frecuencia es inferior, buscaría otras causas de compromiso hemodinámico. No utilizaría previamente medicación antiarrítmica. 4. TAQUICARDIA SIN PULS o PERI - FÉRIC o (equivalente a parada cardiocir - culatoria). La actitud terapéutica sería la cardioversión/desfibrilación inmediata 200/360 julios sin esperar a valorar el ECG. Se seguiría del protocolo de manio - bras de reanimación. POSIBILIDADES DIAGNÓSTICAS SEGÚN EL ELECTROCARDIOGRAMA TAQUICARDIAS DE QRS ESTRECHO (“Mi corazón tiembla y no es de alegría” Sha - kespeare en Cuentos de Invierno) ¡Si va rápido y es estrecho, generalmente no es ventricular! • La TAQUICARDIA SINUSAL muestra un ritmo sinusal a más de 100 lpm y se pue - de observar durante el ejercicio, la fiebre, ansiedad, hipoxia, hipertiroidismo... • En la TAQUICARDIA AURICULAR UNI - F o CAL se aprecian ondas P de morfología no sinusal (no positivas en D2-D3-AVF y negativas en AVR), con línea isoeléctrica entre ellas. La TAQUICARDIA AURICULAR MULTIF o CAL muestra ondas P de tres o más morfologías diferentes y se da con más frecuencia en pacientes con EP o C. • La FIBRILACIÓN AURICULAR RÁPIDA se caracteriza por la ausencia de ondas P, la presencia de ondas “F” muy rápi - das, de distintos tamaños y amplitu - des, como dientes de sierra, con inter - valos entre las ondas R – R diferentes entre ellos. El FLUTTER AURICULAR (con un mecanismo diferente a la FA), muestra unas ondas negativas en D2- D3-AVF (en su forma más frecuente, típica, o común) también como dientes de sierra pero todas iguales y a una fre - cuencia de unos 300 lpm. La respuesta a los ventrículos suele ser constante (aunque no siempre) 2/1, 3/1, ... Con el masaje del seno carotídeo o la ad - ministración de adenosina se “abre” el flutter pasando de 2/1 a 3-4/1 o inclu - so conduciendo más lentamente a los ventrículos. • La TAQUICARDIA P o R REENTRADA N o DAL se suele caracterizar por la au - sencia de ondas P, o bien por la presencia de ondas P detrás de QRS muy pegadas al mismo, confundiéndose en ocasiones con ondas s. Ceden con maniobras vaga - les, masaje del seno carotídeo, o adeno - sina. • La TAQUICARDIA P o R VIA ACCES o RIA (REENTRADA AURICUL o VENTRICULAR) muestra las ondas P detrás de QRS, pero no tan pegadas a los mismos. El impulso baja por el nodo AV y entra de nuevo en las aurículas por la vía acce - soria denominándose TAQUICARDIAS o RT o DRÓMICAS. Tras su cese con el estímulo vagal, o la adenosina, se apre - cia un PR corto, una onda delta, y un QRS ensanchado con la repolarización invertida. Se observa en el Síndrome de Wolff-Parkinson-White. TAQUICARDIAS DE QRS ANCHO (“Es uno de esos casos fáciles que resultan extremadamente difíciles” Sherlock Holmes) Pueden ser no sostenidas o sostenidas, regulares o irregulares • La TAQUICARDIA SUPRAVENTRICULAR C o NDUCIDA C o N ABERRANCIA es a la taquicardia que originándose en territo - rio auricular “tropieza” con una rama del haz de His bloqueada o en periodo re - fractario, conduciéndose exclusivamente por la otra y mostrando en consecuencia un QRS ancho. • La TAQUICARDIA SUPRAVENTRICULAR P o R UNA VIA ACCES o RIA en la que el impulso “baja” por la vía accesoria y en - tra en las aurículas por el nodo AV que conduce retrógradamente el estímulo, se denomina TAQUICARDIA ANTIDRÓMICA. Se observa en el Síndrome de Wolff-Par - kinson-White. • El R í TM o IDI o VENTRICULAR ACELE - RAD o es característico de la reperfusión en el Infarto Agudo de Miocardio. • La TAQUICARDIA VENTRICULAR P o LI - MÓRFICA, HELIC o IDAL, EN “T o RSADE DE P o INTES” es propia de pacientes con QT largo congénito o adquirido por alteraciones iónicas o por fármacos. Su tratamiento es el isoproterenol o la esti - mulación mediante marcapasos. • La FIBRILACIÓN AURICULAR C o N VIA ACCES o RIA es potencialmente muy gra - ve, debe solucionarse de inmediato con cardioversión eléctrica pues degenera en fibrilación ventricular. Se observa en pacientes jóvenes y su ECG muestra una frecuencia cardiaca muy rápida, con R–R irregulares, con alturas y anchuras muy diferentes. • La TAQUICARDIA VENTRICULAR M o - N o MÓRFICA S o STENIDA es una ta - quicardia de QRS ancho que podemos diagnosticar la mayor parte de las veces siguiendo unos criterios (algoritmos de Brugada, Vereckei...): 1. Presencia de disociación AV, com - plejos de fusión, o capturas. 2. Duración del complejo QRS igual o superior a 140 milisegundos. 3. En la TV, el complejo QRS ancho presenta desde el inicio de QRS hasta el nadir de QRS, más de 60-70 milise - gundos 4. Criterios morfológicos en V1 y V6: La ausencia de R/S en precordiales es un criterio de taquicardia ventricular. Si la taquicardia presenta patrón de blo - queo de rama derecha se aprecia en V1 onda R, o bien onda qR, o R “mellada” y en V6 R/S <1 apoya a ventricular. Si presenta patrón de bloqueo de rama izquierda, en V1 la r durante la taqui - cardia es > que la r en sinusal, en V2 el descenso de la r presenta una “mues - ca” y su nadir está a 60-70 ms, y en V6 hay imagen qR. Podemos afirmar que si observamos un extrasístole ventricular en un trazado que desarrolla una taquicardia de idéntica morfología al extrasístole, se trata de una taquicardia ventricular. Si por el contrario, la morfología del QRS durante la taquicardia es similar al com - plejo en ritmo sinusal, la taquicardia será supraventricular. Si la taquicardia es supraventricular con - ducida con aberrancia de rama, su patrón debe ser concordante con algún patrón de bloqueo de rama. Si no existe compatibi - lidad, el diagnóstico por defecto es de ta - quicardia ventricular.

15. 15 médicos castellón efemérides e l Hospital General cumple 50 años de servicio a los castellonenses Inaugurado en 1967 como Residencia ha vivido la transformación de la Sanidad a caballo de dos siglos El Hospital General Universitario de Caste - llón alcanza este año los cincuenta desde su inauguración en junio de 1967 y lo hace con un programa de actos que combinan lo social con lo institucional. Unas activida - des que se prolongarán a lo largo de todo el año, pero que tienen por epicentro el mes de junio con el acto institucional El Hospital es un centro de referencia para todos los castellonenses, surgido como Residencia, a finales de la década de los 60 del pasado siglo, se ha ido dotando de los recursos humanos y técnicos para atender a la salud de toda la provincia. Sus casi tres mil trabajadores le convierten en una po - tente empresa que asegura la asistencia sanitaria pública. En estos cincuenta años de actividad, la que inicialmente fuera Residencia Sanitaria del Sagrado Corazón se ha transformado en un hospital general, tras la reinauguración realizada en 1986 con asistencia del minis - tro de Sanidad, Julián García Vargas. Era el colofón a la reforma de la vieja Residencia y su paso a Hospital. A partir de ese momen - to se inició una fase de modernización de las estructuras técnicas y asistenciales del centro. Un centro que compagina la labor asistencial, eje principal de su creación, con la investigación a la que suma la de forma - ción de los nuevos profesionales. Todo ello, sin dejar de lado la humanización de la asis - tencia, para lo cual se reforzó el Servicio de Atención al Usuario (SAIP). La historia del Hospital General Universita - rio de Castellón va pareja a la evolución de la Sanidad. Las transformaciones vividas por el sistema público de salud se han vis - to reflejadas en este hospital de referen - cia de la provincia. El paso de Residencia a Hospital General y la evolución de la espe - cialización y los cambios en la concepción y gestión de la Sanidad se pueden seguir en un centro que ha vivido a caballo de dos si - glos y que se adapta para afrontar nuevos retos, sin perder de vista las demandas de la sociedad y de los profesionales que prestan allí sus servicios. Los años 1967 y 1986 son dos fechas que van ligadas al desarrollo del Hospital, pero no son las únicas, puesto que, en los 50 años de existencia del centro, éste ha sido objeto de varias ampliaciones y de obras de adecuación a la demanda de los servi - cios asistenciales que requiere la Sanidad (Cirugía Mayor Ambulatoria, Hospital de Día, Unidad de Hospitalización Domici - liaria, Cirugía Intervencionista, Código In - farto, Código Ictus...) Actividades que han hecho posible la actualización de equipos y medios, de acuerdo con las directrices de los distintos responsables de la Sanidad, en los primeros años dependientes direc - tamente del Ministerio de Sanidad y, tras la transferencia -1987- de las competen - cias sanitarias, de la Conselleria de Sanitat. pro G r AMA Día 13 de mayo: Comida de hermandad de los trabajadores del Departament de Salud de Castelló Día 27 de mayo: Caminata cardiosaludable Ermita de la Magdalena-Font de la Salut. Día 5 de junio: Acto institucional de cele - bración del 50 Aniversario, con asistencia de representantes de la Generalitat, la Conselleria de Sanitat y del Ayuntamiento de Castelló. Habrá un homenaje a los trabajadores que pu - sieron en marcha el centro sanitario en 1967. Asimismo, tendrá lugar una conferencia Para el segundo semestre está prevista una Exposición con motivo del Cincuentenario del Hospital y una Jornada Científica con par - ticipación de las universidades de la provincia y de las facultades de Ciencias de la Salud. A lo largo del año se impartirán en los cole - gios de la provincia charlas divulgativas del Hospital General Universitario de Castellón. El Hospital General de Castellón en la actualidad Residencia Sanitaria del Sagrado Corazón en los años 70

36. 36 médicos castellón desde la litera de arriba MARIA N J IMÉNE z d E AL d ASORO i mágenes mínimas Cuando uno ve las imágenes que, inter - caladas en sus planos, dieron forma a la multipremiada película “La isla mínima”, no deja de asombrarse. Un fotógrafo que surca el cielo censan - do aves (Héctor Garrido), una naturaleza fantástica que no dejará nunca de sor - prendernos y un concienzudo trabajo de selección de imágenes (Alberto Rodríguez) en un archivo repleto de ellas- más de me - dio millón sólo del coto de Doñana y sus marismas- son los componentes de esta doble obra de arte. Película con argumento e imágenes sin él conviven dando al espectador un paseo por los sentidos. Mi cabeza de modo automático hace un paralelismo de estas imágenes de formas laberínticas, colores en toda la gama cro - mática y estructuras sorprendentes con nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS). No es lo mismo la visión que se tiene des - de el aire que la que tenemos de él a pie de obra. Quizá “los de arriba” compartan las fasci - nantes vistas de Garrido (maravillas que encajan a la perfección, colores vistosos, resultados sorprendentes...). Una maravi - lla vista desde el cielo. Es lo que tiene pa - searse por las nubes. Sin embargo, a pie de trinchera, la realidad es mucho menos cromática, más polvo - rienta, menos magnifica, aunque si sor - prendente; seguimos funcionando siem - pre al lado del paciente en condiciones precarias pero útiles. También se parece nuestro SNS a esa isla mínima- la mayor de las islas del Gua - dalquivir- en su condición de laberinto de cientos de kilómetros (léase elementos centralizados y duplicidades autonómi - cas, provinciales, etc....) y caminos de los que muchos no conducen a ninguna parte salvo a engordar la burocracia y los proble - mas derivados de ésta. Quizá cada uno de nosotros, en la inmen - sidad del sistema, seamos como esas imágenes fractales que son maravillosas en su conjunto pero que pueden engañar los sentidos; la imagen idílica puede es - conder las pequeñas tragedias persona - les de muchos médicos que trabajan en condiciones inadecuadas y que corren el riesgo de que su vocación zozobre en las procelosas aguas sanitarias. Ahora, eso sí: la imagen desde el aire, una maravilla. http://verne.elpais.com/ verne/2015/02/09/ album-02/1423492051_323603.html#1 423492051_323603_1423494156 fractal. (DRAE) (Del fra. fractal, voz inventada por el mate - mático francés B. Mandelbrot en 1975, y este del lat. fractus, quebrado). 1. m. Fías. y Mat. Figura plana o espacial, compuesta de infinitos elementos, que tiene la propiedad de que su aspecto y dis - tribución estadística no cambian cualquie - ra que sea la escala con que se observe. U. t. c. aj.

22. 22 médicos castellón formación cara, brazo o pierna de un lado del cuer - po sólo; problemas en el habla o en la comprensión de lo que se les dice a los pacientes; pérdida repentina de la visión; mareos o dificultad para caminar con pérdida del equilibrio; repentino dolor de cabeza fuerte o el hormigueo de la cara, brazo o pierna de un lado del cuerpo. Ante alguno de estos síntomas aconsejó acu - dir a un centro médico. Allí, los profesio - nales pondrán en marcha un protocolo de actuación. En la sesión se abordó el Plan de Atención al Ictus de la Comunitat Valenciana que or - dena los medios asistenciales precisos para garantizar la atención al paciente. Unos re - cursos, apuntó el doctor Vilar, que pueden contribuir a disminuir la mortalidad y mejorar la calidad de vida de quienes sufren un ictus El fracaso renal agudo y la enfermedad renal crónica Las nefrólogas Alba Segarra y Silvia Torres Campos, del Hospital General Universita - rio de Castellón (HGUCS), analizaron los días 1 y 9 de febrero temas vinculados con las enfermedades renales. La prime - ra abordó la enfermedad renal crónica, en tanto que su compañera abordó las cau - sas del fracaso renal agudo y las glomeru - lopatías .Ambas sesiones forman parte de la apuesta por la formación continua que impulsa el Colegio de Médicos de Caste - llón a través de su Fundación. Seguimiento online de las sesiones Los colegiados pueden seguir estas sesio - nes en directo, a través de la página web del Colegio o ficial de Médicos de Caste - llón. Para ello, deberán solicitar una clave y contraseña en las oficinas del Colegio y, una vez la obtenga, habrán de acceder a la sesión en streaming, a través de una ven - tana que se abre en la columna derecha del portal web (www.comcas.es). La doctora Alba Segarra

32. 32 médicos castellón literatura Una serpiente no te va a querer por mucho que la acaricies: su cerebro sólo atiende a la sed, al hambre, al sexo y al sentido de la orientación, que son los instintos pri - marios de la supervivencia. En cambio tu perro, apenas te ve, muestra su alegría moviendo el rabo y excitado por el miedo o la rabia ladra a quien no conoce, porque su cerebro ha alcanzado ya la fase evo - lutiva de las emociones. El sustrato fun - damental de las personas antes de llegar al uso de razón está abastecido por esos dos cerebros todavía activos que llevamos incorporados bajo el córtex, donde radica el intelecto: el cerebro ciego del reptil y el llamado límbico de los mamíferos superiores. Sólo así se explica que un cien - tífico de biología molecular se desgañite insultando al árbitro en el fútbol con ladri - dos de perro y vuelva luego al laboratorio a investigar con paciente sosiego sobre el ADN de la mosca del vinagre; o que un ca - tedrático de lógica matemática se vista de nazareno en Semana Santa y cargue con la peana de la Virgen Dolorosa; o que Jack el Destripador se deshiciera en lágrimas cuando murió su gato. Sabemos llegar al bar de la esquina porque usamos todavía el cerebro del reptil que fuimos un día; amparamos ferozmente a nuestras crías, adoramos a Dios, amamos a la patria, tememos al poder, defender - nos nuestro territorio, nos enamoramos perdidamente, nos emocionamos ante los colores de la bandera o de la camiseta de nuestro equipo, guiados por nuestro cere - bro límbico, que sólo libera pasiones más o menos primitivas. No hay más que ver cómo ladran con furia o mueven el rabo al - gunos perros en medio de la vida pública, con qué gusto culebrean algunas serpien - tes entre los conceptos pantanosos de fa - milia, nación, lengua y territorio, excitando los instintos primarios de los ciudadanos, para darse cuenta de que gran parte de la política española, lejos de haberse ins - talado en el córtex del cerebro, se mueve todavía en la fase preliminar a la razón. Algo de esto intuía Maquiavelo cuando en sus consejos al Príncipe dijo que hay tres clases de cerebros: el que discierne por sí mismo, el que sólo entiende lo que otros disciernen y el que no discierne ni entien - de nada. Esta tercera clase de cerebro, que Maquiavelo califica de inútil y que puebla infinidad de cráneos, es el que algunos po - líticos alimentan con conceptos sagrados y viscosos, mediante un juego sucio, para excitarlos y extraer de ellos sólo emocio - nes primarias de mamíferos superiores con el único fin de sacar votos. ( El cuerpo y las olas, Alfaguara) MANUEL VICENT Cerebros

5. 5 médicos castellón opinión JOSÉ ANTONIO H ERRAN z Presidente del Colegio de Médicos de Castellón ASES o R í A LAB o RAL : Todos los martes de 18.00 a 20.00 h. (verano de 11.00 a 13.00 h.) en el Colegio nuestra letrada le atendera en todo lo que precise E l año empieza con buenas noti - cias para el Colegio de Médicos de Castellón que asiste con sa - tisfacción a la reducción, a casi la mitad, del número de agresiones sufridas por los médicos en sus centros de trabajo en 2016. Pese al repunte de un 37,12% de la media nacional, en Castellón hemos pa - sado de 10 a 6. Una satisfacción, eso sí, incompleta porque siguen produciéndose agresiones a unos profesionales que sólo nos preocupamos por mejorar la calidad asistencial del paciente y porque el he - cho de que esas agresiones las hayan sufrido compañeras médicos debe hacer reflexionar a la sociedad y a nosotros, como colectivo, para redoblar los esfuer - zos a fin de concienciar a los ciudadanos de la necesidad de establecer un clima de diálogo que fomente la confianza en la relación médico-paciente. En esa sensi - bilización también deben jugar un papel principal las administraciones. Desde el Colegio de Médicos de Castellón vamos a seguir perseverando en esa lí - nea, de la mano de la o MC, para erradicar esta lacra. De hecho, a mediados de 2016 mantuve una reunión, acompañado por el Secretario del Colegio, Manuel Sánchez, por el Jefe Provincial de la Policía Nacional, Jorge Martí, y el coronel de la Guardia Ci - vil, Miguel Fresneda, de la que salieron los acuerdos de colaboración y la petición po - licial de que se denunciase cualquier tipo de agresión para que ellos pudieran actuar. El primer trimestre que ahora concluye tra - jo también cambios al frente de la o rgani - zación Médica Colegial ( o MC), con el relevo en la presidencia, pasándole Juan José Ro - dríguez Sendín el testigo al doctor Serafín Romero. Al primero debemos agradecerle una gestión abierta a la sociedad y decidida en la defensa de los intereses del colectivo médico, además de un talante receptivo a las peticiones de los Colegios. A su sucesor, el doctor Romero, desearle que mantenga la línea de actuación en la defensa de los derechos de los profesionales, en paralelo a la de los que tienen los ciudadanos y ani - marle a que acometa modificaciones en los estatutos de la o MC, para que la conviertan en una organización útil para el médico, en la que éste esté bien representado por los Colegios. Desde esta tribuna me sumo a las felici - taciones a los profesionales sanitarios del Hospital General Universitario de Caste - llón que en junio cumple 50 años de tra - bajo en pro de la calidad asistencial de los castellonenses. s ensibilización para atajar las agresiones a los médicos

23. 23 médicos castellón censo Altas Jaime Agusti Martínez Mercedes Isabel Alegre Romero Macarena Almena Marjalizo Alba Álvarez o ltra Paul Crossman Andrade Cadena Héctor Aparicio Collado Leisa Indhira Araujo López Joaquín Vicente Arguedas Cervera Ana Isabel Arizon Benito Miquel Armengot Carbo Susana Arnau Garvi Francisco Arnau Peiro Lucía María Ayala Gascon Laura Baixauli López María Carmen Ballester Pérez Inmaculada Beato Tortajada Carlota Bellido Calduch Patricia Bellmunt Heredia Homero Alfredo Beltrán Herrera Josefa Bernat García Christian Eduardo Bocanegra Mundaca Israel Borras Acosta Beatriz Bosca Martínez Nuria Bosch Aparicio José Mauricio Caballero Poveda Francisco Cabello Espacio Ana María Cabrejas Lalmolda Lorena Caja Nacher Gabriel Jesús Caloca Sánchez Salvador Javier Campos Pérez Andrea Caravaca Pérez Alejandro Cardenal Álvarez Patricia Carrascosa Mastell Jorge Casals Armada Miguel Casañ Pallardo Laura Caselles Álvarez Jesús Castan o rero Miguel Ernesto Castro Gutiérrez Gina Natalia Chacón Hernández Alicia Lara Chiralt Carrera Benigno Cifuentes Batalla Paola Andreina Cimetta Perdomo Francisco Javier Claramonte Ramón Manuela Corradini Alejandro Cortell Fuster Evadilis Daza Soto Junior Kerly De La Cruz Brand Javier Melchor Duart Clemente Alina Dunca Miguel Ángel Edo Prades Diego Escanellas González Diana Escribano Pérez Jose Ramón Estela Cubells Enara Etxabe Aguirre Laura Fandos Pérez Esther Fernández Piñón Lidia Fernández Quiñones Carlos Manuel Fernández Seco Amets Fernández Vega Ana María Ferre Igelmo Ana Ferreres Peris María Alina Folea Alicia Francés Muñoz Saray Franco Dauden Benjamín Franco Ahumada Carlos Gala Serra Keyro Manuel Galva Benítez Khiamouna Mowango Ganfoula Araceli García Gondar María Valvanera García Moreno Alicia García Bolos Rafael Gil o rozco Ana Belén Gil Corcoles Alba María Gil Tomas José Vicente Giménez Soler Soraya Gómez Beltrán Máximo Gómez Melo Eduardo Gómez Miralles Pablo Enrique Gómez Montaner Diana Patricia Gómez Valencia Rafael José Gómez Sabater Luis Germán González Bonet Navaida Del Carmen Goyo Arellano Cristina Guinot Fauvell Nerea Guzmán Miro Gonzalo Rafael Haro Cortes María Consuelo Hernández Aznar Lorena Águeda Herrero Bernuz Sara Herrero Bonifasi Sergio Rafael Huerga Medina Claudia Teresa Huerta De Rojas Alberto Izquierdo Herrero Belén Jiménez Ruano Teresa Jordá Cardona Denise Kapinga Bidingija María Latorre Tejerina Carlos Enrique León Arancibia Rebeca León Marín Mayerly Alexandra Lizarazo Suárez María Llido Cañada Beatriz Llorca Segarra Mario López Alemany Marta López Juncosa Gema López Rubio Diego Jesús López Aznar Raquel López García Yania Lores Terrero Ana Karina Maiocchi María Pilar Mallea Cabello Tibi Elizabeth Mancilla Siles Albert Mansanet Mogort Pilar Mañes Flor Xavier Antonio Marcano Diaz Samantha Desiree María Ruiz Nuria Marín Lambies Inmaculada Martín Valls Álvaro Martínez Bellido Vanessa Micaela Martínez Melgar Ivandra Sandira Mateus Silva Lopes Cardoso Araceli María Mayol o ltra Laura Mazuecos Pérez José Méndez Gallego Maximilien Menga Bowongo María Elena Mengual García María De Los Ángeles Meseguer Ripolles Clara Lucía Miranda Stavenuiter Zakaria Ibrahim Mohd Abu Ali Susana Molla Figueres Marina Pilar Monllor Rosello Rosa Monsonis Uso María José Montaner Ramírez Julia Montañés Sabater Marta Monteagudo Viana María Concepción Mora Marqués Concepción Moragues Ribes Elena Morante Rodríguez María Esther Moreno Clari Virginia Patricia Morillo Macias Mohammed Mqirage José Martin Muñoz Garcií Begoña Muñoz Giner Manuel Alejandro Muñoz Moya Luis Germinal Muñoz Salvador Margarita Muñoz Vicente María José Murcia Duréndez Zaira Navarro o sma Pamela Navarro Tejero María Jesús Nicolau Ribera Natalia Noblejas Quiles Laura Novella Sánchez María Núñez Beltrán María De Los Desamparados o liva Gimeno Santiago o lmos Antón Patricia o ltra Navarrete Sonia o renga Montoliu Miguel Ángel o rquin González Alberto David Palmeiro Uriach José Vicente Pardo Llopis María Ángeles Pavón López María Soledad Pena Rocío Peña Cortegano Laura Peño Muñoz Ana Peraire Ferreres Santiago Pérez Minguez Susana Pérez Naranjo Miguel Pérez Polanco Ana Peris Iborra Mónica Pinedo Sánchez Ana María Planas Del Viejo Juan Antonio Polo Sánchez Manuel Pons Claramonte María Elena Porcar Rodado Roser Querol Ripoll Arianna Elizabeth Reyes Michel Mireia Ricart García Enrique Ricart Torres César Mauricio Rincón Hernández José Antonio Roa Avendaño Débora Rocha Campos Raúl Rodríguez Insa Candela Rodríguez Navarro Celia Roig Marti María Aránzazu Roldán Ramos Eva María Romero Sánchez Ramón Emilio Rosario Dilone María Esther Rosello Sastre Carolina Ruano Zeledon Luis Rubio Mañez o lalla Rubio Puchol Gustavo Ernesto Saavedra Pablo Safont Gaso Raquel Salido Solavera Gema Ascensión Salinas Reyes Ester Salvador Candau Mónica Sánchez García Alejandro María Sánchez Roldán Javier Sanz De La Vega Alicia Serrano Romero Marta Soriano Hervas Ariadna Soto Guzmán Ramón Argelis Soto Soto Marta Suller Minguijon Silvia Vanesa Talón Bañón Laura Tena Salvador Mireia Tomás Chenoll Juan Pablo Tormo Juárez José Joaquín Torres Relucio Adela Ioana Uta Belén Valcarcel Ruescas Julián Andrés Vanegas Ladino María De Los Angeles Ventura Haro Esther Vicente Rodríguez Bajas Mariam Abulhaj Martínez Silvia Albalate Gallen María Albert Antequera José Aldasoro Martin Gloria Alemany Pérez Fermín Alfonso Abrego Montserrat Amat Bou María Arlandis Tomás José Antonio Bandres Salvador María Virginia Barrios Amelia Inés Batista Parra Luis Benlloch Pérez Amando Blanquer Cots Merce Boronat Carbonell José María Buñuel Ferrer Alma Cervera Albenca Sabrina Cuevas Gerez Humberto Echevarría Mateu Diego Escanellas González Antonio Espinos Lafuente Marta Fandos Sánchez Mahe Fernández Márquez María Del Mar Fernández Rosello Saray Franco Dauden Sayah Freih-Yacoub Hijazin Manuel García Fenollosa Araceli García Gondar Guillermo Ferrán Gironés Sayas Máximo Gómez Melo Elsa Gómez Taveras Antonio Joaquín Gomis Devesa Isabel Guillem Tena Rosa María Guimera Bordes Luis León Ibáñez Yaiza Liébana Marco Mayerly Alexandra Lizarazo Suárez Emilio López Blesa Roberto Nelson Maciel Samantha Desiree María Ruiz Vanessa Micaela Martínez Melgar Ivandra Sandira Mateus Silva Lopes Cardoso José Miguel Mayor Martínez Herbert Frank Mendoza Aro Clara Lucía Miranda Stavenuiter Javier Enrique Morales Sarabia Mohammed Mqirage Ana Belén Navarro Gallego María Núñez Beltrán Sara o medes Sancho Montserrat o rdiñana Guerrero Emilio Juan Pérez Sanchís Gonzalo Pérez-Herrezuelo Hermosa Rafael Peset Puchades María Pujol Rodríguez Manuel Quixal Giménez Óscar David Ramírez Fandiño Agustín Ribera Caballer César Mauricio Rincón Hernández Carolina Ruano Zeledon María Ángeles Isabel Rubio Mataix Pablo Andrés Ruiz Elena Gustavo Ernesto Saavedra Cristina Sarria Egea Francisca Paula Sena Ferrer Jessica Serret Llobet Patricia Tejón Menéndez Rosalía Torres Miravet Gamaliel Vega Cervantes Leticia Vilar Vilar Altas y bajas de colegiados (Movimiento registrado desde el 11 de marzo de 2016 al 16 de febrero de 2017)

7. 7 médicos castellón actualidad El personal del Colegio de Médicos de Castellón y de la Correduria de Seguros participaron recientemente en un curso de formación sobre técnicas de Soporte Vital Básico (BSV) y de empleo del desfibrilador externo automático. Este curso fue impartido, en las depen - dencias del Colegio, por la colegiada Te - resa Cortés, instructora de SVB y Soporte Vital Avanzado, que se encarga también de supervisar los cursos formativos de esta materia que se ofertan a los colegia - dos a lo largo del año. Con estas sesiones formativas se dota al personal del Colegio de conocimientos y e l personal del Colegio se forma en técnicas de s VB habilidades para poder actuar en el caso de que se presente alguna situación de emergencia, que precise aplicar técnicas de reanimación. La consellera de s anitat preside en Castellón una reunión con el Consejo Autonómicos de Colegios de Médicos Los temas profesionales fueron abordados en la primera vista de Carmen Montón al Comcas colegial y fue recibida por el presidente del Comcas y del Consejo Autonómico, José Antonio Herranz. En la reunión, en la que se abordaron te - mas de índole sanitario, estuvieron pre - sentes además de la consellera y el doctor Herranz, el subsecretario de Sanitat, Ri - cardo Campos, la directora territorial de la conselleria en Castellón, Azucena Martí, y los presidentes de los colegios de médicos de Valencia y Alicante, Mercedes Hurtado y José Pastor, respectivamente. El encuentro sirvió para que desde el Con - sejo Autonómico de Médicos se le tras - ladase a la consellera la conveniencia de que la administración participe de forma activa en el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), que sirve para prestar atención a los colegiados. Asimis - mo, se le plantearon cuestiones vincula - das con el plan de recursos humanos de la conselleria, que afectan a las plantillas de los centros de trabajo. o tro de los puntos que le fueron expues - tos a la consellera Montón fue el de las relaciones institucionales. Asimismo, se propuso que los Colegios de Médicos par - ticipen de forma más directa, como aseso - res de la conselleria, en temas que afectan a la profesión médica, como son la elabo - ración de normas y decretos que afectan en la salud de los ciudadanos. Tras la reunión, la consellera y su equipo departieron con miembros de la Junta de Gobierno del Colegio de Médicos de Cas - tellón. La consellera de Sanitat, Carmen Montón, presidió, en el Colegio de Médicos de Cas - tellón, una reunión de trabajo del Consejo Autonómico de Colegios de Médicos. Era la primera visita a la sede de la institución La consellera se reunió con el Consejo Autonómico de Médicos, celebrado en Castellón

24. 24 médicos castellón sesión clínica Desde los estudios de Medicina hemos ve - nido clasificando las taquicardias según su origen en supra o ventriculares, según su mecanismo de acción en automáticas, en reentrantes, por actividad desencadenada, bloqueo, etc... pero se trata de conseguir en esta breve revisión dirigida a cualquier compañero médico que por su trabajo, in - quietudes, o su dedicación profesional no estén familiarizados con las arritmias, que no hay motivo para afrontarlas con temor, sólo con el respeto propio de entidades que potencialmente pueden ser graves (denominaríamos a las taquicardias ven - triculares como taquicardias malignas). Así pues, ante una aceleración del ritmo del corazón que pueda ser motivo de con - sulta, lo primero que tenemos que tener en cuenta es ¡como siempre! al paciente, con su historia, sus síntomas, su explo - ración...y esto, nos va a llevar a emplear poco tiempo. Existe pues un substrato (Cardiopatía Is - quémica, Miocardiopatías, Valvulopatías, Anomalías Congénitas, Miocarditis, Tumo - res, Alteraciones Genéticas...), unos meca - nismos de producción (Reentrada, Auto - matismo, Actividad Evocada, Bloqueo...), y unos eventos iniciadores (Fármacos, Elec - trolitos, Isquemia, Hemodinámica, Stress sueño/despertar...). La Conjunción entre ellos puede desencadenar las taquicardias. Las taquicardias (frecuencia cardiaca su - perior a 100 latidos por minuto), dentro de las arritmias hiperactivas, las vamos a encontrar en el electrocardiograma como taquicardias que presentan un QRS es - trecho, o bien las que cursan con un QRS ancho (entendiendo que el QRS ha sobre - pasado los 0,08 segundos de duración). Entendamos pues para que tenga sentido, que no solo estableceremos un recono - cimiento en el electrocardiograma (ECG), sino que decidiremos una actitud tera - péutica y manejo desde el punto de vista clínico. A la vista de todo ello creo que existen lo que denominaría “Reglas de Oro” para la in - terpretación de un ECG que se encuentre en taquicardia: • Identificar las ondas P si ello es posible • Establecer la relación entre las ondas P con los complejos QRS • Ver cuál es la morfología del complejo QRS • Evaluar la tolerancia clínica de la arrit - mia • Valorar el contexto clínico (edad, histo - ria clínica, cardiopatía previa, enfermedad coronaria, arritmias previas...) • No esperar que sólo el ECG nos aporte “la llave” para la decisión terapéutica • Tener en cuenta que gran parte de los fármacos antiarrítmicos pueden ser efectivos frente a cualquier arritmia • Tampoco olvidar que todo fármaco an - tiarrítmico tiene efecto arritmogénico (proarrítmico) • Tener en cuenta que todos (o casi todos) los antiarrítmicos deprimen la función cardiocirculatoria (contractilidad miocár - dica) • Considerar el substrato clínico, la con - ducta previa, y la conducta posterior Con estas consideraciones, en cuanto a la historia clínica y exploraciones debemos tener en cuenta que (continuamos con otras “Reglas de Oro” ): • La buena tolerancia hemodinámica no excluye que la taquicardia sea ventricular • No utilizar Verapamil en una taquicardia de complejos QRS ensanchados • El cese de una taquicardia con maniobra de Valsalva, masaje del seno carotídeo, o empleo de Adenosina, sugiere que se trata de una taquicardia supraventricular • Una taquicardia de QRS ancho en el contexto de antecedentes de Infarto de Miocardio hace del todo probable que se trate de una taquicardia ventricular • En cuanto a la edad, las taquicardias ventriculares se suelen presentar a eda - des mayores que las supraventriculares • La historia de episodios previos fre - cuentes de taquicardia sugiere que se trate de taquicardias supraventriculares En cuanto a la valoración de la tolerancia clínica de la arrítmia consideraría: 1. TAQUICARDIA BIEN T o LERADA (palpitaciones rápidas con tensión arte - rial sistólica mayor de 90 mm Hg) 2. TAQUICARDIA C o N AFECTACIÓN M o DERADA, SIN C o MPR o MIS o HEM o - DINÁMIC o (disnea o dolor de angina de pecho con tensión arterial mayor de 90 mm Hg). En estos dos grupos: monitorizaría al paciente, tomaría una vía venosa, ad - ministraría o 2 a 4 l/min, tomaría la TA, y realizaría un ECG de 12 derivaciones, descartaría signos de mala tolerancia (considerando entonces al paciente en el siguiente apartado), evaluaría el subs - trato clínico (IAM previo, WPW, arrítmias previas,...), revisaría la historia clínica por si está documentada la contractili - dad ventricular (FEVI>0,5), utilizaría el ECG para tomar decisiones (QRS ancho/ estrecho), masaje del seno carotídeo, administraría un solo antiarrítmico (sólo excepcionalmente dos), consideraría siempre la utilización de cardioversión eléctrica (CVES), consultaría con toda humildad si no cede la arritmia, y tras revertirla si se trata de una TV plantea - ría el ingreso en UCI. Si se trata de una TSV valoraría el ingreso en un Servicio de Cardiología o derivaría a domicilio para completar estudio ambulatorio 3. TAQUICARDIA SINC o PAL o MAL T o LERADA (síncope, confusión mental o shock con TA<80 mm Hg, o edema agu - P OR E RNEST O RTS , C AR d I ó LOGO d EL H OSPITAL G ENERAL U NIVERSITARIO d E C ASTELL ó N t aquicardias “de la clínica al electrocardiograma” Cómo enfrentarnos sin miedo a un diagnóstico y manejo adecuado

27. 27 médicos castellón entrevista a José Luis d iago Torrent Quiero empezar esta introducción, con unos versos de un poeta de su tierra, en los que solo sería necesario sustituir “poe - sía” por cardiología para definir al Dr José Luis Diago Torrent. No haría falta decir nada más. No obstante, queremos agradecer a José Luis, reciente premio Boldo junto a su compañero Juan Moreno, que se preste a contarnos algunos pedazos de su vida. Cuando hablé con él por teléfono para concertar la cita oí una voz que me pa - reció juvenil por lo que pregunté si era el padre o el hijo, e intuí un poco de sorpresa por su parte, que se resolvió instantánea - mente al identificarnos. Pero quedó algo de adolescencia que se manifestó duran - te la entrevista. Lo hemos entrevistado al comienzo de las fallas de Burriana y han sido sus andanzas como una fiesta más. Sin esfuerzo hemos constatado su amor a Burriana siendo la mayoría de su familia de la misma tierra. Ha respondido a nues - tras preguntas con una sencillez y preci - sión dignas de un corazón con razones comprensibles, pero en realidad han sido como unas fallas: Para empezar, nos hemos enfrentado con la “ mascletá” de su infancia, adolescencia y estudios de medicina, con unos ritmos de juegos callejeros, amigos y compañeros de carrera de medicina. Todo salpicado de sonidos estridentes pero llenos de vida. A continuación, nos hemos echado a la calle a continuar la fiesta, y allí hemos cono - cido a todos sus compañeros con los que ha desarrollado la Cardiología en Caste - llón, empezando con el Dr Enrique Simón y acompañado del Dr Moreno, Guallar, JR Sanz y E o rts, hasta ser una referencia de u n corazón en observación Mi poesía y yo Hemos de compartir largo camino He llegado a saber que ella me escucha Cuando hablo conmigo Pepe Esteve la Cardiología en Castellón. Quedan muchos más que aparecen en la entrevista que se inclinaron por otras especialidades siendo siempre el tronco la Medicina Interna. Luego, después de tomar unas cervezas y un buen vino como corresponde a las fallas de Burriana, hemos contemplado un hermoso castillo de fuegos artificiales, en el que relata deportes, aficiones cultu - rales, familia, amigos, literatura y, sobre todo, apertura al mundo. Aparte de lo que nos cuenta, hablamos de fútbol, socio del Valencia de siempre (acudió a la final de la champions). Comentamos el valor profesional y tam - bién de divulgación de la especialidad del Dr Valentín Fuster. Tal vez de si alguien le dijo que era mala persona sin tenerlo mucho en cuenta (la historia terminó con risas). Anécdotas de cuando trató al Cardenal Ta - rancon, del que no consiguió que dejara de fumar, y amistad con el jugador de fútbol Juanito Planelles. Por último, hablamos de poesía y nos refi - rió la visita a la tumba de Antonio Macha - do en Colliure junto con el Dr Antonio Pa - lau. Su querencia de poetas como Miguel Hernández, Antonio Machado, San Juan de la Cruz, y Teresa de Jesús. Me reconfortó que compartiera conmigo la poesía “Pa - labras para Julia “ de J Agustín Goytisolo, cantada por Paco Ibáñez y hasta llegamos a canturrear algún estribillo - pensando en ti- y terminamos con el cantautor lo - cal Nelo Sorites, al que también he llegado a conocer, y no nos olvidamos de poetas de Burriana como Pepe Esteve y José Félix Escudero. Por fin, llegamos al momento culminante de la “Crema “ y con tristeza José María y yo nos vimos obligados a quemar al Dr Diago como falla principal. No opuso resis - tencia y dijo que el ritual había que cum - plirlo. Fue una hermosa hoguera y para nuestra sorpresa, entre las llamas, oímos los gritos de José Luis diciendo: El corazón es agua/ Que se acaricia y canta/ El corazón es puerta/ Que se abre y se cierra/ El corazón es agua/ Que se remueve, arrolla/ Se arremolina, mata Y con estos hermosos versos de Miguel Hernández nos despedimos del Dr José Luis Diago Torrent Jose Luis d iago

41. 41 médicos castellón pueblos con encanto RAM ó N SAN z BON dí A ENRIQUE FERN á N d E z LASO Despunta el día cuando iniciamos el viaje con el propósito de visitar otros pueblos del Bajo Maestrazgo como La Jana, Canet lo Roig, San Jorge y Cervera del Maestre. La mañana se presenta con temperatura suave, nubes altas cubriendo los cielos y nieblas abundantes, densas y cerradas en algún momento, acompañándonos en el camino hasta rebasar La Salsadella y avis - tar las primeras casas de San Mateo. Breve parada a la entrada del pueblo para tomar café, una porción de bizcocho casero, tostada de pan con aceite y un poco de agua para enfrentar la jornada mientras comentamos la logística de las visitas a realizar en las próximas horas. Al fin decidimos comenzar por La Jana y, ya en el coche, dejando a la derecha el desvío a Cervera, vamos recorriendo la sinuosa ruta en dirección al citado pue - blo contemplando, desaparecidas las brumas, el verde brillante de un paisa - je ondulado con abundancia de árboles donde cada vez son más frecuentes los olivos de añoso tronco, cargados de fru - tos y cultivados primorosamente en lim - pios campos, muy bien trabajados, para conseguir una máxima producción con el mejor rendimiento. Rebasamos la Capilla de Nª. Srª. de los Ángeles, el anexo cementerio y la cone - xión con la carretera Vinaroz-Morella para entrar en el caserío de La Jana buscando, según costumbre, el Ayuntamiento para recabar información y la Iglesia. Antes, como sabéis... Un poco de Historia La Jana está situada en la intersección de la Vía Augusta con la vía Hercúlea sobre los restos de una villa romana, Intibilis, allí construida, hecho que viene corroborado por el hallazgo en el casco urbano de mo - nedas, restos cerámicos y, sobre todo, una pequeña estatua en bronce de Hércules encontrada en la Plaza Mayor a mediados del siglo XX. Conquistada para la cristiandad en el año 1233, parece ser que se le otorga Carta Puebla hacia 1236. Pertenece a la o rden de los Caballeros del Hospital hasta el 1319 en que pasa a depender de la o rden de Montesa, formando parte de la bailía de Cervera hasta que es declarada villa in - dependiente en 1540 por el Gran Maestre de la o rden. En el siglo XVIII participa en la Guerra de Sucesión al lado de D. Felipe de Borbón y padece, como toda España, los horrores de la Guerra Civil del pasado siglo. La villa llegó a contar con 2.300 habitan - tes en 1900 y ha sufrido un lento proceso descendente demográfico que ha situado en 800 la cifra poblacional actual. Su ac - tividad es mayoritariamente agrícola con dedicación especial al cultivo de hortalizas de secano para uso propio, almendros, algarrobos y, muy destacados, los olivos donde cuenta con cerca de mil ejemplares milenarios, manteniendo una finca acon - dicionada como museo natural visitable para admirar estos árboles milagro de la naturaleza. La visita. Estacionado el coche en la Plaza Mayor, accedemos a las oficinas municipales para, una vez presentados, dar a conocer nues - tro propósito solicitando información y po - sible colaboración al respecto. Un amable empleado nos atiende lamentando dispo - ner de escaso tiempo por coincidir con la preparación acelerada de una feria que se celebrará en los próximos días. A pesar de tal circunstancia nos acompaña en la visita a la Iglesia para facilitarnos la entrada co - mentando, al tiempo, algunos detalles del templo. La Iglesia Parroquial de San Bartolomé, si - glo XVII, es una construcción ejemplar del estilo barroco valenciano que consta de nave única con tres cuerpos donde, el cen - tral, está asistido por contrafuertes en el exterior y pilares con arcos de medio pun - to en el interior. Los dos cuerpos laterales albergan distintas capillas entre las que destacan las dedicadas al Beato Jacinto o rfanell y a la Virgen María de los Ánge - les decorada, esta última, con pinturas del siglo XVIII. Tanto la nave central como los cuerpos laterales se cubren con espléndi - da bóveda de crucería de estilo gótico que, en el ábside, cambia mostrando forma de estrella. A destacar el suelo de piedra y Bajo Maestrazgo (parte iii ) La Jana Ntra., Sra. de los á ngeles Iglesia de San Bartolomé

11. 11 médicos castellón normativa profesional se regulan las instalaciones sanitarias y los servicios médico-quirúrgicos en los espectá - culos taurinos, fundamental para la materia que nos ocupa. Como refiere el Tribunal Supremo, es evi - dente que la norma estatal y la autonó - mica contienen distinto nivel de exigencia, mientras la estatal impone un mínimo de dos médicos, como más adelante vere - mos, la norma autonómica, en la Comuni - dad Valenciana, admite que haya solo un médico. En todo caso, la exigencia de dos médicos constituye un mínimo a respetar por las Comunidades Autónomas, en el ejercicio de sus competencias en materia de sani - dad, como así lo recuerda el propio Tribunal Supremo. El incumplimiento de los preceptos esta - tales, sitúa a la norma autonómica en se - rias dudas de legalidad, derivando en con - secuencias muy negativas para el ejercicio profesional de los facultativos, en los fes - tejos taurinos tradicionales bous al carrer. Así pues, el incumplimiento de las pres - cripciones del Real Decreto 1649/1997, ha tenido dos consecuencias fundamen - tales. Por una parte, la sobrecarga en la responsabilidad del profesional médico y, por otra, la disminución de la eficacia en la actividad médico-quirúrgica y, por con - siguiente, en la seguridad de los Festejos Taurinos Tradicionales. El Real Decreto 1649/1997, supone una mejora en la regulación de los festejos taurinos tradicionales y un avance en la seguridad jurídica en el ejercicio de los profesionales sanitarios, en especial los médicos. Si los profesionales sanitarios, somos conscientes de la importancia de este Real Decreto ¿Por qué el legislador valenciano lo ha ignorado y lo sigue ignorando? Tal vez alguna explicación podamos apreciar si re - visamos su contenido. En ese sentido, en su anexo I, título IV, 1-b se contempla que, para el resto de espectá - culos taurinos , entre los que se encuentran “bous al carrer”, el personal de los servicios médico-quirúrgicos, tanto en instalaciones permanentes como temporales o móviles, constará, al menos de: 1º- Jefe del servicio médico-quirúrgico, li - cenciado en Medicina... con especialidad- 2º-Ayudante. Tendrá la titulación de licen - ciado en Medicina y su función será la de ayudar a los actos médicos que se produz - can en el espectáculo. 3º- Diplomado universitario de Enfermería o Ayudante Técnico Sanitario. 4º- Personal auxiliar. La ignorancia de este Real Decreto, supone la pérdida de un importante instrumento para la mejora de la asistencia sanitaria y el mantenimiento del alto nivel de respon - sabilidad del profesional médico, en unos momentos en que, los Colegios de Médi - cos, están ostentando un papel irrelevante en la gestión de los festejos taurinos tradi - cionales, en la Comunidad Valenciana. Por todo lo expuesto, en la actualidad, en que la judicialización de los actos médicos se sitúa en una escala progresiva, se hace necesario reivindicar para todos los pro - fesionales médicos que asisten festejos taurinos tradicionales que la dotación de personal del servicio médico se rija por lo dispuesta en el RD 1649/1997, de 31 de octubre y la sentencia del Tribunal Supre - mo de 2 de septiembre de 2009. En todo caso, recomendamos, en materia de derecho comparado, consultar el De - creto 187/2010, de 24 de septiembre de Extremadura, el Decreto 14/1999, modifi - cado por Decreto 57/2008, de 21 de agos - to de Castilla y León, el Decreto 38/1013 de 11 de julio de Castilla-La Mancha y el Decreto 62/2003, de 11 de marzo de An - dalucía. En todas estas autonomías, se contempla la figura del médico ayudante para los fes - tejos taurinos tradicionales o populares. El proceso de modificación, del actual De - creto 31/2015 de 6 de marzo del Consell, está en marcha, sin embargo, hasta ahora no se aprecia sensibilidad a las propuestas de los médicos, por consiguiente, dada la trascendencia del momento, nos hemos visto obligados a recurrir, la norma actual, ante el Tribunal Supremo. Dado que, estamos detectando un au - mento de la preocupación de los médicos, por la cuestión que nos ocupa, estamos estudiando otras fórmulas que contribu - yan a la defensa de la dignidad profesio - nal, la seguridad jurídica y la mayor eficacia en la asistencia sanitaria de los Festejos Taurinos Tradicionales en la Comunidad Valenciana. José Ventura Remolar. Vocal de Médicos Rurales C o M. Castellón. Miembro del Consejo Consultivo de “Bous al carrer” de la Comunidad Valenciana. Bous al carrer

21. 21 médicos castellón formación La actividad formativa de este trimestre en el Colegio o ficial de Médicos de Cas - tellón se ha visto condicionada por las pausas obligadas por las festividades oficiales, pero los colegiados han podido asistir, bien en persona en el salón de ple - nos, bien a través de la web por streaming a talleres sobre cardiología o nefrología, impartidos por profesionales del Hospital General Universitario de Castellón. El doctor Ernest o rts se encargó el pasa - do 25 de enero de abordar las causas y la sintomatología de las taquicardias y alertó de las precauciones que deben tomar, “los deportistas profesionales o semiprofesio - nales deben acudir a hacerse una revisión por un cardiólogo, algo recomendable cuando una persona piensa dedicar una parte importante de su tiempo a una ac - tividad deportiva intensa”. El cardiólogo recordó que la mayoría de taquicardias “tienen un alto grado de be - nignidad y desaparecen con tratamientos eficaces a base de fármacos o con técni - cas alternativas, pero otras como las debi - das a un mal funcionamiento del corazón requieren atención hospitalaria”. Acerca de la sintomatología que presen - tan los pacientes con taquicardia, indicó que “los síntomas de una taquicardia son diversos, desde simples palpitaciones a pacientes que llegan a perder la conscien - cia. Por ello, el tratamiento va en función de lo que detecte el electrocardiograma que se le efectúa”. Entre las causas que provocan estas ta - quicardias apuntó que “el estrés y las si - tuaciones de la vida diaria tienen que ver. Aunque también hay taquicardias produ - cidas por cardiopatías de las estructuras del corazón que están enfermas o, aque - Cardiología, neurología y nefrología centraron las sesiones clínicas del primer trimestre llas que son de tipo hereditario y que re - quieren un estudio más profundo”. En todo caso, desde su experiencia en el servicio de Cardiología del Hospital Gene - ral Universitario de Castellón, apunta que los pacientes atendidos en urgencias por taquicardias, “es un número nada despre - ciable”. Y añade que las taquicardias “son motivo muy frecuente de consulta externa diaria por pacientes que acuden con palpi - taciones”. Fibrilación auricular La doble sesión sobre temas vinculados con la cardiología siguió con la impartida el 26 de enero por el doctor Carlos Soriano, quien abordó las causas de la fibrilación auricular, aportando consejos sobre cómo tratar estos síntomas. Todo ello dentro de una sesión clínica que tuvo un alto componente práctico, dado que los asistentes pudieron conocer casos reales y qué tipos de tratamiento se les aplicaron. Quedando para el final el turno abierto de preguntas que logró disipar las dudas de los colegiados asistentes. El código ictus y su tratamiento El Ictus isquémico: Código ictus y cómo tratarlo centro la sesión clínica impartida el 22 de febrero por los doctores Cristina Soriano y Carlos Vilar, del servicio de Neu - rología del Hospital General de Castellón. Ambos coincidieron en afirmar que la ra - pidez en el diagnóstico y en el tratamien - to son claves en la atención de pacientes que sufren un ictus. “Es fundamental que el paciente con sospecha de sufrir un ictus agudo llegue cuanto antes al centro don - de se le pueda administrar el tratamiento adecuado”. El doctor Vilar apuntó los síntomas de pacientes con un ictus. Así, enumeró la pérdida de fuerza de forma repentina en e l Comcas ofrece la opción de seguir las sesiones a través de la web, vía streaming El doctor Orts habló de las taquicardías

1. Año XLV · V Época · Número 152 · Abril 2017 · www.comcas.es · www.facebook.com Boletín informativo del ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE MÉDICOS de Castellón La Conselleria de Sanidad aboga por el trabajo en red de los hospitales de la provincia de Castellón “Los Colegios de Médicos son necesarios y trabajamos muy a gusto con ellos” Las agresiones a médicos se redujeron a la mitad en 2016 Carmen Montón y José Ramón Sanz durante la entrevista En Castellón p. 6 Colaboración literaria de Manuel Vicent: “Cerebros” p. 32 p. 16

17. 17 médicos castellón entrevista to, tanto de los médicos como de los pa - cientes y estamos trabajando para que se realicen interconsultas no presenciales - aprovechando las tecnologías de la comu - nicación- entre los médicos de primaria y los especialistas, de momento funciona en algunas de las especialidades y espe - ramos que en un futuro, lo más breve po - sible, se extienda a todas ellas. La evalua - ción que realizamos de esta modalidad de interconsulta en las áreas implantadas es satisfactoria. El esfuerzo es mucho mayor de lo aparente, que parece sencillo. Las inversiones en la atención sanita - ria son constantes y crecientes. En este tema qué soluciones pueden dar, dado que la prestación ilimitada con fondos limitados, casa mal. En efecto, es un gran problema, porque partimos de una financiación muy defici - taria y a pesar de ello, nuestra sensibilidad con la sanidad es muy alta y es prioritaria; por otra parte, nos encontramos con más de un 20% del aparataje para diagnóstico obsoleto, que hay que reemplazar para mantener su eficiencia. Esto supone una inversión muy alta. Las inversiones en atención hospitalaria por definición son altísimas, porque es donde radica la alta tecnología, pero hay que atenderlas prio - rizando. Atención primaria ha sido un poco “la cenicienta”, y en los próximos años va a tener un fuerte incremento la inversión en ella. Las inversiones lógicamente deben ir en paralelo, teniendo en cuenta, claro está, su idiosincrasia diferente, que la tienen. El vocablo “prestación universal” es muy am - plio, puesto que engloba prestaciones y fi - nanciaciones en servicios que hasta ahora no se contemplaban, y con ello logramos una más amplia cobertura y justicia social, inexistente hasta estos momentos. La atención de los pacientes crónicos en hospitales de media/larga estancia son cada vez más necesarios por el envejeci - miento de la población y también por la mayor prevalencia de las cronicidades, ¿qué hay previsto en este aspecto? Hay que aumentar el número de camas y atender, además de sus patologías, su funcionalidad y adaptación para el mo - mento del alta. El Hospital de la Magdale - na es un ejemplo. En los últimos meses ha multiplicado su actividad y gracias a sus profesionales la atención a la cronicidad en Castellón es significativamente mejor Una de las demandas de los profesio - nales es la revisión de la norma que les obliga a jubilarse al cumplir los 65 años, ¿cuál es la postura de la Conselleria? Es una situación heredada del anterior go - bierno del PP que a nosotros no nos gusta. Se hizo de una forma que podríamos califi - car de chapuza y lo que llevaba detrás eran los recortes. Cuando llegamos al Gobierno iniciamos el proceso para modificar esa normativa, en el marco de un nuevo Plan de o rdenación de Recursos Humanos. El primer paso se dio ya en la Ley de 2016 de Medidas Fiscales de Gestión Adminis - trativa y Financiera y de o rganización de la Generalitat Valenciana. En el nuevo Plan de o rdenación de los Recursos Humanos, hay un apartado dedicado a regular este asunto, que ha llevado su tiempo de ne - gociación, pero que pensamos que va a resolver de manera satisfactoria tanto las expectativas de los y las profesionales que aspiran a una mayor claridad y oportunidad para poder prolongar la edad de jubilación forzosa, como las necesidades de planifi - cación y ordenación de nuestra plantilla. ¿Qué va a pasar con la tasa de reposición? Es algo que tendrá que resolver el Ministe - rio. Por nuestra parte, no sólo hemos defen - dido desde el principio su eliminación para poder abordar la reducción de las enormes tasas de temporalidad de nuestro personal, sino que hemos dado pasos firmes para tra - bajar en ello desde el primer día. El Pacto por la Estabilidad en el Empleo persigue reducir la temporalidad del per - sonal sanitario del 37,5 al 25 por ciento, tan sólo con la agrupación de las o PEs de 2014, 2015 y 2106. Así, se ofertarán más de 3.600 plazas en las o PEs para personal sanitario. El objetivo es incrementar más esta cifra en los próximos años. Para ello, es preciso que se suprima la tasa de repo - sición, porque su vigencia supone para esta comunidad una traba a la hora de adecuar la plantilla estructural de profesionales a la demanda de los servicios asistenciales. Los despidos, considerados impro - cedentes por un juez, en el Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón, fo - mentan las críticas de la oposición a su gestión en el centro...

18. 18 médicos castellón entrevista El Hospital Provincial de Castellón para nosotros es muy importante y por eso le estamos dedicando una cantidad de recursos humanos y económicos tam - bién muy importante. Cuando llegamos a la Conselleria nos encontramos con un hospital en el que había que poner orden, tanto en la gestión económica como en la laboral. La revisión de la gestión nos depa - ró facturas irregulares por más de 33 mi - llones de euros, lo que nos ha obligado a pedirle al gerente que las lleve a la Fiscalía por haber detrás empresas condenadas por financiación irregular del PP. En el ámbito laboral, teníamos un laudo del Tribunal de Arbitraje Laboral de 2014 expli - citando que había contratos en fraude de ley; e instando a la Administración a hacer lo que al final hemos hecho. Por lo tanto, no es preciso hablar de despidos, sino que había una imposibilidad de prorrogar una modalidad contractual que no puede so - portar necesidades de plantilla estructural, y lo que se ha hecho es determinar cuáles son esas necesidades y crear puestos de trabajo estructurales (permanentes) que den cobertura a las tareas que el plan fun - cional establece como necesarias. Lo que hemos hecho en el Hospital es crear 109 puestos de trabajo estructura - les. Esto supone una apuesta clara por el trabajo estable y de calidad. Sobre los despidos que el juzgado declara improcedentes, es evidente que, aunque los contratos planteados por el gobierno anterior eran irregulares, o estaban en fraude de ley, si el trabajador acude a los tribunales se le deben reconocer los derechos generados, por ello el juez los reconoce. Nosotros, como Adminis - tración, no podíamos perpetuar una situación de irregularidad por la que el Tribunal de Arbi - traje Laboral había dado un “tirón de orejas” a la gestión del gobierno anterior. Por eso he - mos tenido que ser consecuentes y cumplir el laudo, pero convirtiendo en estructurales, todos los puestos posibles, 109 puestos esta - bles en la plantilla del centro, lo que denota una apuesta importante por el futuro. Desde el PP se acusa a la Conselleria de Sanitat de escudarse en un informe de la UJI, que ésta institución no reconoce... El Tribunal determinó, que era obligación de la Administración fijar qué puestos de - bían ser estructurales, y crear una nueva RPT para incluirlos. Nosotros entendimos que lo más garan - tista para esa decisión era solicitar a un tercero independiente, este estudio, y es por lo que se eligió a una de las institucio - nes más solventes de la provincia de Cas - tellón, para ese fin. El informe existe y se publicó el contrato firmado con el rector de la UJI y ese infor - me nos ha orientado para seguir la legali - dad, porque era lo que pretendíamos. Ese informe apuntaba la necesidad de integrar servicios... En efecto. Es una necesidad de nuestro sistema sanitario público la coordinación funcional y el uso eficiente de los recursos. El caso del Consorcio, al tener entidad jurí - dica propia, dificulta el proceso que se está intentando desarrollar en el resto del sis - tema, pero funcionalmente hay muchas oportunidades de coordinarse y mejorar la atención sanitaria recibida por los ciuda - danos y ciudadanas de Castellón. Tenemos un Departamento de Salut con dos hospitales tan importantes como el Hospital General Universitario de Caste - llón (HGUCS) y el Hospital Provincial que es preciso que colaboren, que trabajen en red. Para ello, es necesaria esa integra - ción funcional en beneficio de los pacien - tes, que es lo que se busca. La conselleria aboga por el trabajo en red de los centros hospitalarios. Apuesta que permitirá que lo hagan los hospitales de la provincia de Castellón, desde el Hospital General al de Vinaròs pasando por los de La Plana, La Magdalena y el Provincial. El PP, que gobierna la Diputación de Cas - tellón y es socio de la Generalitat en el Consorcio, acusa a la conselleria de no invertir lo anunciado en el Hospital Pro - vincial, ¿es cierto? Al Hospital Provincial le hemos garanti - zado el presente, porque lo que hemos hecho es tomar la decisión de asumir la deuda de 39 millones de euros que arras - traba, fruto de la mala gestión de la etapa anterior. La Generalitat Valenciana asume en solitario esa deuda, mientras que el otro socio del Consorcio Hospitalario -la Diputación de Castellón- da la callada por respuesta. Asumir la deuda garantiza el presente y evita que alguien pueda pedir que se cumpla la Ley de Reforma de la Ad - ministración Local y de la Racionalización del gasto, que sostiene que aquello que no es sostenible debe desaparecer. En paralelo, apostamos y aseguramos el futuro, por la vía de las inversiones. Esta - mos haciendo una inversión en este hos - pital de las más importantes que se están realizando en la Comunitat Valenciana, paras facilitar un cambio de tendencia. Se ha adquirido, y está en fase de mon - taje, el acelerador lineal; el PET-TAC, con un coste de 1,5 millones de euros se ha presupuestado y se licitará ya, lo que nos permitirá ahorrar dinero, dado que por el alquiler de PET-TAC móvil actual pagába - mos un millón de euros, por lo que con - sideramos que es más lógico comprar un nuevo equipo y con mejores prestaciones para el paciente, y la gama cámara y la cámara hiperbárica, que se podrá montar después de 5 años inutilizada en un alma - cén. Asimismo, se está poniendo a punto el edificio que acogerá el hospital de día oncológico, una vez obtenida la licencia de obras municipal. En este caso hemos apostado por dotar al centro de un recurso para la atención de los ciudadanos, cam - biando la previsión del anterior equipo de gobierno de convertirlo en un aulario para una universidad privada. ¿Cuál es la aportación de la Diputación de Castellón al Consorcio que gestiona el Hospital Provincial? Cero euros. La Diputación sólo intermedia para transferir la aportación, finalista, del Gobierno central (el MAP) para compen - Carmen Montón consulta sus datos durante la entrevista

16. 16 médicos castellón entrevista a la consellera de Sanitat, Carmen Montón Giménez “Al Hospital p rovincial le garantizamos el presente al asumir los 39 millones de deuda y el futuro a través de las inversiones” ¿Qué opinión tiene de los colegios de médicos? Son entidades con muchos años de existen - cia que perduran en la actualidad y han sa - bido ir adaptándose a los tiempos actuales, en sus funciones y prestando servicios muy útiles a la sociedad y a los propios médicos; estoy pensando en las comisiones de ética y deontología profesionales, en validar las titu - laciones de forma que se eviten intrusismos. Personalmente, he de manifestar que man - tenemos una buena relación que resulta ha - bitual, según conveniencia de ambas partes ¿Cómo afectará a los colegios de médi - cos la aplicación de la normativa europea que suprime la colegiación obligatoria? ¿Preocupan los riesgos de un intrusismo profesional en la prestación médica? Nosotros consideramos que son necesa - rios, de hecho trabajamos muy a gusto con los colegios profesionales, pero tenemos que aplicar la normativa europea que entra en vigor en 2017. Lo que tenemos que hacer nosotros, como miembros de la Unión Eu - ropea (UE), es una evaluación de las capa - cidades, una re acreditación como mandata la normativa europea. En todo caso, sugeri - remos al Ministerio de Sanidad que se con - sensue cómo se hace esa evaluación. Sobre el intrusismo, espero y deseo que no afec - te a ese aspecto de la obligatoriedad de la colegiación, porque evidentemente entraña muchos y graves riesgos para la sociedad. Ramón Pardo y José Ramón Sanz / Valencia A punto de cumplir su segundo año al frente de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, Carmen Montón Giménez, se muestra satisfecha de la buena puntuación que los valencianos le dan a la sanidad pública según la última encuesta del CIS aparecida unos días antes de esta entrevista. En ella insiste en su apuesta por la sanidad pública. Una a una va respondiendo a nuestras preguntas, mientras consulta los datos que lleva apuntados en su agenda. Las sociedades científicas, realizan un papel que, aunque discreto, es muy im - portante, ya que marcan las directrices médicas en cada especialidad, ¿qué tipo de relación mantienen con la conselleria? Nosotros les damos una importancia esencial, porque aportan, por medio de sus guías, las actualizaciones terapéuticas y diagnósticas para la mejor de la atención de los pacientes, actualizada y sin diferencias con otros sistemas de nuestro entorno, y por lo tanto, la colaboración en los mo - mentos en que se precisa la requerimos. Ejemplos recientes son la colaboración mantenida con la Sociedad Radiológica de la Comunitat Valenciana para la integración de los servicios concertados que pasarán a prestarse por la administración sanitaria autonómica; con anterioridad también nos apoyamos en la sociedad de Digestivo para el tratamiento de la hepatitis C, que en el momento actual cubre a todos los pacien - tes, con gran eficacia en el tratamiento, evitando muertes seguras. Atendemos alrededor de 9.000 afectados, siendo la comunidad con mayor alcance terapéutico del país en esta enfermedad en términos relativos, de lo cual me siento muy satisfecha. En Atención Primaria, ¿le gustaría que los flujos de los enfermos hacia la espe - cializada fueran mucho más agiles? Entiendo la preocupación en este aspec - Montón destaca el esfuerzo inversor para mejorar los equipos de diagnóstico

40. 40 médicos castellón medicina literaria J. B ELTR á N Manual para mujeres de la limpieza, de Lucía Berlín FICH a Título : Manual para mujeres de la limpieza Autor: Lucía Berlín Editorial: Alfaguara 2016 “En la profunda noche oscura del alma las licorerías y los bares están cerrados” Esta frase de la portada del libro de cuen - tos de Lucía Berlín resuena a algo místico, quizás a San Juan de la Cruz. Realmente lo que nos cuenta esta escritora redescu - bierta el año pasado no te deja indiferen - te. Se apunta en el prólogo que su mirada abarca lo cotidiano junto a lo extraordina - rio; la vulgaridad y la fealdad junto a la be - lleza. ¿Por qué su relación con la medici - na? “ Llevo años trabajando en hospitales y si algo he aprendido es que cuanto más enfermo está un paciente, menos ruido hace”. Tiene como maestros a dos médicos es - critores, Chejov y Willians, Carlos Williams (el médico que escribía poesías en las re - cetas). Su asombro dentro las tragedias que relata siempre es compasivo y con un sentido del humor muy humano. Re - comiendo el relato “Apuntes de la sala de Urgencias 1977 “ en el que se refleja con una exquisita sensibilidad el ambiente de cualquier servicio de Urgencias de cual - quier Hospital del mundo. Recomiendo su lectura como médico y como amante de la literatura. Termino con una de sus frases célebres: ¿Qué es el matrimonio a fin de cuentas? Nunca lo he sabido muy bien. Y ahora es la muerte lo que no entiendo.

19. 19 médicos castellón entrevista sar el déficit sanitario. Es una situación bien distinta a la que se da en el Consorcio Hospitalario de Valencia, en el que la Dipu - tación de Valencia, además de transferir la parte que recibe del Estado, aporta otros 6 millones de euros. En el balance de gestión de poco más de un año al frente de la Sanitat valenciana destacó la buena gestión de los recursos como un activo... Sí, en sólo un año, 2016, hemos conse - guido ser 220 millones de euros más efi - cientes en gastos de funcionamiento. En la conselleria se mueven 4.000 millones en facturas al año a 4.000 proveedores ex - ternos diferentes. Un volumen de gestión impresionante. Tenemos el presupuesto más alto de toda la historia de la Comunitat Valenciana, con 6.089 millones de euros y hemos conseguido desandar el camino de los recortes en tan sólo dos años, porque en los dos primeros años de la anterior legislatura hubo recortes por valor de 551 millones y nosotros hemos apostado por aumentar la inversión en más de 590 mi - llones. Por ello, la apuesta va en esa línea, la de recuperar lo perdido. Es cierto que el presupuesto sanitario debe seguir crecien - do, falta financiación, por lo que debemos seguir reivindicando una financiación justa La reversión de las concesiones es otro de los compromisos adquirido por el Consell, ¿cuál es el objetivo? Estamos en proceso de finalización de los convenios, el primero que lo hace es el del Hospital de Alzira, en abril de 2018, y ya hemos iniciado con tiempo el proceso para gestionarlo. Estamos hablando con los representantes legítimos de los tra - bajadores (Comité de Empresa y Junta de Personal) desde el primer momento. Y he - mos manifestado nuestra determinación de revertir hacia un modelo de gestión pública directa, de que sigan los trabaja - dores en sus puestos y que la cartera de servicios a los vecinos sea la misma. Es un proceso laborioso y que a nadie le debe sorprender porque es el compromiso del presidente de la Generalitat, que lo recogía en el Pacte del Botànic. Además, también lo dijeron el expresident Alberto Fabra, y el ex conseller de Sanitat, Manuel Llombart, como recogen los diarios de sesiones de les Corts Valencianes, al afirmar que cuan - do finalizasen los contratos no iba a haber más departamentos en esta situación. o tra de las razones para recuperar las concesiones es tener un mayor control del dinero público y evitar las numerosas irregularidades que constantemente nos estamos encontrando. También hay otros contratos, como el de las resonancias, con los que estamos en una situación parecida. Así, en Castellón, en el caso del contrato de las resonancias magnéticas nos ha permitido un ahorro de casi 4 millones de euros en 2016. El Hos - pital General de Castellón dispone de dos y con una de ellas ya estamos trabajan - do en el modelo C de gestión pública del servicio. En esta tarea de recuperación he - mos contado con el asesoramiento de la Sociedad Radiológica de la Comunitat Va - lenciana. En paralelo, se ha formado a los radiólogos y se ha solicitado un aumento del número de estos profesionales en la plantilla de los centros para poder asumir el concierto en 2018. A su llegada a la conselleria anunció su apuesta por la renovación de infraes - tructuras y tecnología, ¿en qué fase del proceso estamos? Cuando entramos en la conselleria el 20 por ciento de la tecnología estaba obsole - ta, si hubiéramos mantenido la inercia de “no inversión” del gobierno del PP hubié - semos llegado a 2020 con el 70 por ciento de la tecnología sanitaria en la Comunitat Valenciana obsoleta. Por eso nos hemos puesto a trabajar para evitar esa situación de la mano de un plan de Dignificación de Infraestructuras Sanitarias, con una dota - ción de 359 millones de euros, para corregir esa obsolescencia tecnológica y estamos haciendo una gran inversión en tecnología. Los hospitales de Castellón, el General y el Provincial, son una muestra de ello. Ese es el balance de parte, el que hace la consellera de su gestión, pero ¿qué visión cree la consellera que tienen los valencianos? Son datos y cifras. No valoraciones sub - jetivas. Hace apenas unas fechas, el CIS publicó su barómetro, y de acuerdo a este referente, debo mostrar mi satisfacción porque la opinión de los valencianos sobre la sanidad pública valenciana es muy positiva, pues el 65,3 piensa que es mejor la gestión pública de la sanidad, al tiempo que le dan buena nota tanto a la Atención Primaria como a la Especializada. Ello nos da fuerzas para se - guir adelante apostando por la sanidad pú - blica valenciana como modelo de gestión eficiente, de calidad y de equidad y como garante de los derechos. En esto tiene que ver algo que como Comunidad Autónoma nos diferencia, como es la recuperación de la atención universal y las ayudas ante el copago, que se han ampliado hasta los me - mores cuyos padres tienen renta inferior a 18.000 euros. Un objetivo por cumplir es la aprobación de la Ley de atención al final de la vida... Partimos de la premisa de que hay que respetar las últimas voluntades de las per - sonas, por muy minoritarias que sean, eso está en nuestro ADN. Nosotros hemos ela - borado un documento que esperamos se convierta en la Ley de derechos y garantías de las personas en el proceso de atención al final de la vida. Ahora estamos a la es - pera de poder llevar a las Corts Valencia - nes. Es una ley que viene a sumarse a las 7 existentes en España. La nuestra es más valiente, porque contempla que el paciente pueda planificar ese momento final de su vida, con uso individual de una habitación si decide seguir en el hospital o con cuidados domiciliarios. Se habla de atención espiri - tual si el paciente la pide y apuntamos qué tipo de atenciones sanitarias debe recibir el paciente cuando el fallecimiento es irrever - sible. Esto da seguridad jurídica al profe - sional, da garantía de derecho al paciente, y obliga a la Administración para garantizar que todo esto se cumpla. Apunte biográfico: Carmen Montón Giménez es conse - llera de Sanitat Universal i Salut Pú - blica desde junio de 2015. Licencia - da en Medicina per la Universitat de València, es Màster en Estudis Inter - disciplinars de Gènere, per la Univer - sitat Joan Carles I. Ha sido portavoz socialista en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados desde 2012 hasta 2015 cuando es nom - brada consellera. Antes de llegar a la conselleria ocupó puestos en la ejecutiva federal socialista, como Se - cretaria de Igualdad (2014-2016) y con anterioridad fue concejala de Cu - tura en el Ayuntamiento de Burjasot (1991-2004).

10. 10 médicos castellón normativa profesional “Bous al carrer” en la C. V., una cuestión médica pendiente La normativa reguladora de los espectáculos de bous al carrer hace necesaria la participación de todos los agentes sociales implicados en la organización de los mismos para mejorar esa redacción inicial del Decreto que fue recurrido ante la Justicia por el Colegio Oficial de Médicos de Castellón, que obtuvo un fallo favorable del TSJ de la Comunitat Valenciana. Desde el Colegio se ha tendido la mano a todos los agentes implicados para mejorar esa normativa. Ese proceso de participación está abierto, de ahí el interés de esta doble visión desde el punto de vista profesional y jurídico que les ofrecemos . En esta ocasión, se hace necesario que hagamos una serie de reflexiones sobre la normativa reguladora de els bous al carrer , en los aspectos que afectan a la actividad del conjunto de profesionales médicos de la Comunidad Valenciana. El Decreto 31/2015, de 6 de marzo, del Consell creó la Comisión Consultiva de Festejos Taurinos Tradicionales en la Co - munidad Valenciana. Es pues, en ese ám - bito, en el que estamos representados los médicos y en el que vamos a abordar un conjunto de deficiencias que se han veni - do perpetuando en el tiempo y que, a buen seguro, no están contribuyendo a la mayor seguridad y prestigio de e ls bous al carrer. La Comunidad Valenciana, se caracteriza por ser la comunidad en la que más fes - tejos taurinos tradicionales se celebran y, sin embargo, es la comunidad en la que el servicio médico es más precario, tanto en materia de dotación de personal como de equipamiento, tarea, esta última, que co - rresponde al organizador. Así pues, los médicos reivindicamos ma - yor seguridad y eficacia en la asistencia sanitaria al herido en dichos festejos, con la incorporación del médico ayudante y la adecuación de las enfermerías taurinas, las cuales deberán reunir unas condicio - nes de salubridad adecuadas, luz, agua, refrigeración, aseos, etcétera. En ningún caso, estas propuestas son caprichosas, injustas o ilegales. Todo lo contrario, se sustentan en una base jurídica firme, que vamos a analizar. Con independencia de las normas autonó - micas, deberemos acudir a la legislación estatal. En ese sentido, la Ley 10/1991 , de 4 de abril, sobre potestades adminis - trativas en materia de espectáculos tau - rinos, contempla que la reglamentación de las instalaciones y servicios sanitarios, así como el correspondiente régimen san - cionador, se establecerán, en todo caso, conforme a lo dispuesto en la legislación general de sanidad. Sin embargo, para dar cumplimiento al mandato de la Ley 10/1991, se promul - gan dos reales de decretos. En primer lugar, el Real Decreto 145/1996, de 2 de febrero, que modifica algunos de los preceptos del Real Decreto 176/1992, de 28 de febrero y da nueva redacción al Reglamento de Espectáculos Tauri - nos. En segundo lugar, el Real Decreto 1649/1997, de 31 de octubre, que regu - la las instalaciones sanitarias y los ser - vicios médico-quirúrgicos en los espec - táculos taurinos. Para una mejor comprensión de la cues - tión que nos ocupa, debemos matizar que, el Real Decreto 145/1996, en su exposi - ción de motivos, respecto a las instalacio - nes de enfermerías y servicios médicos, se abstiene de realizar una regulación minuciosa de la materia, remitiéndose a la normativa específica sobre la prestación de estos servicios. En ese sentido, su ar - tículo 24, punto 2, referido a espectáculos taurinos, no festejos populares, cita que: “ A tal efecto, se dictarán las normas a las que habrán de ajustarse los servicios médi - co-quirúrgicos, estableciendo los requisitos, condiciones y exigencias mínimas de tales servicios, así como las disposiciones de este orden que habrán de observarse para la organización y celebración de espectáculos taurinos.” Como nos ha referido el Real Decreto 145/1996, el legislador, dada la trascen - dencia de la materia y de manera clara, a nivel del Estado, ha previsto que la regu - lación de los servicios médico-quirúrgicos se contemple con norma propia. La norma en cuestión, es el Real Decreto 1649/1997, de 31 de octubre, por el que

28. 28 médicos castellón entrevista a José Luis d iago Torrent El cardiólogo José Luis Diago Torrent es amante de sus raíces, persona culta, bien formada, instruida, afable, dialogante, trabajador, con espíritu científico e inves - tigador, lo que se refleja a lo largo de la entrevista. Médico del cardenal Tarancón, lamenta no haber logrado que dejara de fumar. ¿Dónde naciste José Luis? En Burriana, el 12 de noviembre de 1948, en el carrer Marì nº12. Era una ciudad con mucha alegría, con buen nivel económico en base al comercio de la naranja y sobre todo con magníficos colegios para estu - diar: Salesianos y Carmelitas para los chi - cos y Consolación y Villa Fátima para las chicas. ¿Qué recuerdas de tu infancia, como era la vida? Sobre todo, recuerdo que jugábamos en las calles con las puertas de las casas abiertas y las casas de tus vecinos eran como si fueran tuyas, entrabas a que te dieran un vaso de agua o a recoger la pe - lota de goma (no teníamos balones por - que eran caros). Había mucha convivencia y ayuda mutua, los vecinos eran más que familia. Aun mantengo a mis amigos de la calle. ¿Cuáles eran las profesiones de tus padres? Mi padre era chofer de una empresa de artes gráficas, el Timbrado Burrianense, y mi madre ama se casa, para cuidar de sus tres hijos y de mis abuelos maternos ¿Cuántos hermanos tienes? Éramos tres hermanos, yo era el de en medio. Mi hermano mayor murió hace unos años. Mi familia era como muchas otras, de clase media, vivíamos bien, sin “Hay que restituir la confianza del paciente en el médico” J OSÉ M AR í A B REVA “El médico debe saber que la humildad y el respeto al paciente son las bases de la buena práctica médica” lujos, y nos permitió estudiar a los tres hermanos. ¿Dónde estudiaste? En la escuela pública durante tres años. Luego, en el colegio Salesiano de Burriana, una suerte, puesto que muchos jóvenes de Burriana no hubiésemos podido estu - diar fuera por el elevado coste de vivir en internados. Instituto solo había uno, en Castellón, donde íbamos a examinarnos de la reválida del Bachiller. Del curso de Preuniversitario nos examinábamos en la Universidad de Valencia ¿Hacías deporte, tenías alguna actividad o afición durante los años de bachillerato? Siempre he sido un buen deportista, jugaba tanto al fútbol, como al balonmano y prac - tiqué el atletismo, participando incluso en carreras de fondo nacionales. Desde los 15 años empecé a jugar al fútbol en el equipo juvenil del Burriana, siendo subcampeones de la región valenciana, perdiendo, injusta - mente, la final con el juvenil del Valencia. Fui jugador del primer equipo mientras es - tudiaba y ya me pagaban dos mil pesetas mensuales con lo que me pagaba los es - tudios de Medicina y alguna juerga con mis compañeros de piso en Valencia. También estudié música, pero era evidente que no tenía cualidades para seguir. ¿Cómo decides estudiar medicina, tienes alguna influencia o algún familiar medico? Pocas influencias familiares si exceptua - El doctor d iago con sus dos interlocutores J. B ELTR á N

29. 29 médicos castellón entrevista mos al Dr. D. Manuel Barrera, casado con mi prima Dolo Peset (su padre médico también). Pero sí influyó mi médico de ca - becera D. Román Almela, me admiraba su dedicación y el trato que dispensaba a sus enfermos. Me gustaba la Medicina, simplemente. ¿Dónde estudias la carrera? En la Facultad de Medicina de Valencia, con Ricardo Corell, Vicente Ríos, Juanita Mingarro, Maria Dolores Miralles, y Mano - lito De la Resurrección de Burriana; Tomas Altava, Paco Cortes, Alejandro Font de Mora, Toni Claros, Manolo Gozalbo, Pepe Miralles..., de la provincia. Con muchos de ellos compartí las milicias universita - rias en Montejaque (Ronda) y El Robledo (La Granja-Segovia), y con Alejandro Font de Mora las prácticas como alférez de sanidad en Betera y Marines (Valencia). Guardo gratos recuerdos de aquellos ve - ranos, puesto que los fines de semana los aprovechábamos para hacer turismo por la Costa del Sol, Sevilla, Granada, Madrid, Segovia etc. ¿Dónde vives durante la carrera? Los primeros años, con “patrona”, casas particulares que alquilaban habitaciones y comida. Después en un piso comparti - do con otros cuatro compañeros y desde entonces grandes amigos. Entre ellos el Dr. Pepe Miralles que ya era tan discuti - dor como ahora, pero también magnifica persona, Manolo Sorribes “Nelo Sorribes” (cantautor), Antoniet “el de Campello” y Juanito Peña, biólogo. ¿Cómo era la vida en la Universidad? Monótona, ir a las clases y estudiar. Un poco mas divertida los martes y jueves, que entrenaba al futbol y los fines de se - mana con el partido de futbol y la novia. ¿Había muchas mujeres estudiando? Había muchas mujeres, por ejemplo en el viaje de fin de carrera eran el 50%. ¿ a lguna anécdota? En los primeros cursos había una gran cantidad de árabes, que se relacionaban con nosotros para ayudarles en el idioma y prestarles los apuntes de clase. Algunos con los que hicimos amistad Ricardo Corell y yo los invitamos a las Fallas de Burriana, y Hannuar, que por su altura parecía un ju - gador de baloncesto, le tuvimos que poner un suplemento a los pies de la cama para poder dormir. Como curiosidad, mis com - pañeros de piso, eran fans del Burriana C.F., puesto que la semana que ganába - mos el partido me daban una prima (dine - ro), y nos íbamos de “tasqueo”. ¿Qué asignaturas te gustaban? Fisiología y las médicas, también trauma - tología. ¿Por qué decides hacer Cardiología? Por ser una especialidad médico-quirúrgi - ca, que combina conocimientos médicos con habilidades quirúrgicas. ¿Cómo inicias tu actividad laboral? Desde principio tenía claro que quería tra - bajar en un Hospital, por lo cual el mismo verano que finalizo la carrera de medicina, me permiten asistir al servicio de urgen - cias de la entonces Residencia Sanitaria Nta. Señora del Sagrado Corazon, anima - do por mi tío D. Jose Maria Mulet, enton - ces farmacéutico del hospital. ¿Cómo te vas formando en tu especiali - dad? Al año siguiente, en la convocatoria na - cional de MIR, obtengo la plaza de In - terno y después Residente de Medicina Interna, junto al Dr. Ramón Jiménez y siendo Jefe del Servicio, el Dr. Enrique Simon. Ya entonces coincido con el Dr. J. Moreno, JL Gómez, A. Palau, V. Ripo - lles, Dres. Martínez Urrea, Vte. Vilar y F. Cacho. En años sucesivos con C. Guallar, R. Sanz, E. o rts, P. Sánchez, Pepe Colom, Pablo Prada. ¿Cómo era en el inicio tu actividad? En el hospital, el Dr. Simón, tenía una ma - yor dedicación a la Cardiología, le siguió el Dr. Moreno y sucesivamente yo mismo, Guallar y Sanz. Teníamos únicamente un electrocardió - grafo y un aparato de fonocardiografía, con registro de pulso carotideo y apex - cardiograma. Con un entusiasmo enorme, mucho estudio y asistencia a otros hospi - tales nacionales y extranjeros, a cursos y congresos, completamos nuestra forma - ción. Empezamos a complicarnos la vida con la adquisición del primer ecocardiografía de la Región Valenciana (ahora Comunidad), realización de registros intracavitarios e implantación de marcapasos. Mi primera estancia formativa fuera de Castellón, la realicé en el Hospital Virgen de Covadonga ( o viedo), en el servicio del Dr. Arturo Cortina, donde en la elaboración de la tesis doctoral, tuve la oportunidad de conocer al Dr. Valentín Fuster. ¿Realizas alguna actividad en la medicina privada? Consulta privada de cardiología en mi pueblo, un par de tardes a la semana y otros periodos sin consulta privada por la exigencia de la dedicación exclusiva que comportaba la Jefatura de Servicio. He sido cardiólogo del Cardenal Tarancón, con el que tuve una gran amistad, aunque no conseguí que dejara de fumar. Mi ma - yor dedicación ha sido la medicina pública. José Luis d iago con sus compañeros del Hospital General de Castellón

30. 30 médicos castellón entrevista ¿Cuáles son las actividades laborales que vas desempeñando como Cardiólogo? Siempre en el Hospital General de Cas - tellón: Medico Interno, Médico Residente de Medicina Interna, Médico Adjunto de Medicina Interna, Facultativo Especialista de Cardiología y Jefe de Servicio de Car - diología. Como cargos institucionales fui Presidente de la Sociedad Valenciana de Cardiología y Tesorero de la Sociedad y Fundación Española de Cardiología. Presi - dente de la Sociedad de Medicina y Cirugía de Castellón. ¿Cómo va evolucionando tu especialidad? Nos centraremos en la provincia, aquí un recuerdo muy especial a los cardiólogos que nos precedieron y compartimos co - nocimientos, puesto que nos obsequia - ron con su apoyo y su amistad. Recuerdo especialmente a los Dres. Tejedo, Peña, Capdevila, Juan Guallar, Salomon, Federico de Francia, Bernat, Antonio Jimeno, Pepe Alba, Vicente Bellido... Como sucede en otras especialidades la evolución de la car - diología transcurre pareja al desarrollo de las técnicas. En esta conversación tan relajada y fluida nos interesa también tu faceta familiar: ¿Cómo conoces a tu mujer? Desde jóvenes éramos amigos de la “pan - dilla” en el pueblo; además nuestras fami - lias tenían buena relación, así que pasa - mos de amigos a novios y nos casamos en junio de 1975, y hasta hoy. Confieso que tuve suerte. ¿Cuándo te casas y cuál es la profesión o actividades de tu esposa? Mi esposa es Teresin Uso Fandos. Estu - dió bachillerato superior y Secretariado Internacional, para trabajar en la empresa familiar de Textilmueble Manuel Uso. Ac - tualmente está jubilada. ¿Cuántos hijos tienes? Un hijo y una hija, José Luis y Teresa. José Luis es ingeniero industrial y Teresa es médico, especialista en cirugía de tras - plantes hepático y multivisceral, trabaja en Cleveland. ¿Tienes nietos? Estoy más que orgulloso de mis tres nie - tos, dos son americanos (además de es - pañoles e italianos), Mattia y Manuel, y uno español (burrianero y sevillano), se llama Mario; aún son pequeñitos, menores de cuatro años. ¿Cómo ves la sanidad en el momento actual? Como principio hay que valorar que dis - ponemos de una muy buena asistencia sanitaria, que cubre todas las necesidades de salud, con excelente nivel técnico, pero masificada; la demanda supera a la ofer - ta, faltan recursos, sobre todo de personal sanitario. Referente a la especialidad de Cardiología, los departamentos sanitarios de la provin - cia disponen de facultativos de máxima cualificación. En tecnología se realizan todas las téc - nicas, incluyendo estudios electrofisio - lógicos y hemodinámica, con técnicas de revascularización (apertura de las arterias coronarias e implantación de estents) y asistencia a los pacientes con infartos agudos lo que se conoce como código in - farto. Falta completar la asistencia con la cirugía cardíaca. ¿Qué cambiarias de la medicina? Sigue siendo vocacional, sin ello no entien - do que se pueda ejercer. Hay que poten - ciar la relación médico-paciente, restituir la confianza del paciente con el médico, y el médico debe saber que la humildad y el respeto hacia el paciente es la base de la buena práctica médica. ¿Qué aficiones tienes; lectura, música, cine, deporte? Sigo practicando ciclismo y natación (lo que me permite mi lesión de rodilla). Me considero un buen lector, tanto de poesía como de prosa. También leo novela his - tórica. Aprecio la música y el arte, pero no soy muy entendido. De siempre me gusta viajar, especialmen - te con la familia. Disfruto de las reuniones con los amigos. Me gustaría saber dibujar y pintar (no me despido de aprender). ¿Has realizado otras actividades sociales? He sido presidente de la Falla del Club 53 de Burriana y Presidente de honor de la Falla L ́Embut de Benicarló. Actualmen - te pertenezco al Club Rotary de Burriana, participando en programas internaciona - les, y localmente realizando actividades educativas y sociales, colaborando con Caritas, Cruz Roja y con el Colegio de edu - cacion especial. Desde hace más de treinta años soy socio del casino Club 53 y de su Falla. También he sido socio de la Sociedad Filarmónica de Castellón. Socio del Valencia CF desde estudiante, y simpatizante del Villarreal CF, al que admiro por su juego y las me - tas que consigue, asisto con frecuencia al Madrigal, ahora estadio de la Cerámica. Mi equipo de siempre: el C.D. Burriana. ¿Cómo ves la situación social en la ciudad y provincia? Es una pregunta muy difícil de responder, puesto que son múltiples los factores que están implicados en la cuestión. Pienso que la gente es solidaria, pero hay una pérdida de valores, falta de tolerancia con el que discrepa, falta de humildad, dema - siada mentira. Nuestros jóvenes deben aspirar a ser ciu - dadanos del mundo, sin dejar de estar or - gullosos de sus orígenes, por lo que nece - sitan una alta cualificación en sus oficios o profesiones, ser competitivos. Demasiada mentalidad funcionarial y poca mentali - dad empresarial, a pesar del ejemplo de los magníficos empresarios, tanto del co - mercio de cítricos como cerámicos, hogar y muebles. Soy optimista en un futuro cada vez mejor, pero no se consigue nada sin esfuerzo. En la provincia de Castellón tenemos, con ex - cepciones, una buena calidad de vida. Ha sido un placer estar dialogando con José Luis, en una conversación amena, instructiva, enriquecedora, en la que conocemos de for - ma más próxima a una gran persona, a un gran cardiólogo, dedicado a su profesión, a la cual ha dedicado gran parte de su tiempo, incluso no ha dudado de dedicar parte de sus vacaciones, para adquirir conocimientos y poder realizar un mejor trato a sus pacientes, buscando la excelencia en sí mismo y en el estímulo hacia sus compañeros con la dedi - cación y la mejora día a día. Como muy bien dice y compartimos Juan y yo, ̈no hay enfermedades hay enfermos ̈. Y también ̈hay que valorar al enfermo y su entorno ̈. Amigo y cardiólogo del Cardenal t arancón lamenta no haber logrado que dejase de fumar

4. su MA rio JUNTA DIRECTIVA: Presidente: José Antonio Herranz; Francisco Bertomeu, vicepresidente primero; Marta Faubel, vicepresidenta segunda; Alejandro Suay, vicepresidente tercero; tesorero, Manuel Sánchez Urbano, secretario; José Antonio Presentación, vicesecretario; tesorero, Albert Cortilla; vocal de Jubilados, Ildefonso Alamillo; vocal de Hospitales, David Martínez; vocal de Ejercicio Libre de la Profesión por Cuenta Propia, Victorino Aparici; vocal de Ejercicio Libre de la Profesión por Cuenta Ajena, José María Guallar; vocal de Precariedad Laboral, Mariano Gonzalo; José Ventura, vocal de Atención Primaria Rural y de Atención Primaria Urbana; Antonio Itarte, vocal de Postgrado y Residentes; Agustín Herrero, vocal de Administraciones Públicas, y Juan Vicente Sánchez, vocal de Formación. Ho RARI o oFICINAS : Invierno: del 16 de Septiembre al 30 de junio, de 8.00 a 14.30 h. y de 17.00 a 20.00 h Verano: del 1 de julio al 16 de Septiembre, de 8.00 a 14.30 h. ASES o R í A LAB o RAL : Todos los martes de 18.00 a 20.00 h. (verano de 11.00 a 13.00 h.) en el Colegio nuestra letrada le atendera en todo lo que precise DIRECTOR D. Vicente Ripollés Vilar C OORDI na CI ón y R ED a CCI ón: D. José Antonio Arias García, D. Ramón Pardo y D. José R. Sanz Bondía. EDIT a ILUSTRE C o LEGI o o FICIAL DE MÉDIC o S DE CASTELLÓN Avda. Capuchinos, 9 - bajos Tel.: 964 22 00 12 Fax: 964 72 26 36 e-mail: medicoscs@comcas.es web: www.comcas.es D.L.: CS-143-1971 Las opiniones, notas y comentarios publicados son en exclusiva responsabilidad de los firmantes o de las entidades o colectivos que facilitan los datos. 10/ 15/ 16/ “Bous al carrer” en la C. V., una cuestión médica pendiente El Hospital General cumple 50 años de servicio a los castellonenses Entrevista a la consellera de Sanitat, Carmen Montón Giménez 03/ Editorial 05/ o pinión José Antonio Herranz 06/ Actualidad 10/ Normativa profesional 14/ Subvenciones / Redes sociales 15/ Efemérides 16/ Entrevista a la consellera de Sanitat 20/ Conferencia 21/ Formación 23/ Censo 24/ Sesión clínica 27/ Entrevista 31/ Cuartientos 32/ Literatura 33/ Enfermas y enfermos 34/ Como el agua 36/ Desde la litera de arriba 37/ Rincón literario 39/ Artículo José María Breva 40/ Medicina literaira 41/ Pueblos con encanto

Vistas

  • 426 Vistos
  • 302 Vistas del sitio web
  • 124 Incrustar vistas

Acciones

  • 0 Compaticiones
  • 0 Me gusta
  • 0 No le gusta
  • 0 Comentarios

Número de comparticiones

  • 0 Facebook
  • 0 Twitter
  • 0 LinkedIn
  • 0 Google+
 

 
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar dichos servicios, aceptas nuestra Política de Cookies.