HISTORIA DEL COLEGIO DE MÉDICOS DE CASTELLÓN

Los colegios de médicos son corporaciones de Derecho Público creadas por ley y su existencia está contemplada en la Constitución Española. El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Castellón tiene dos funciones principales encomendadas por el legislador. Una es la de representar a todos los médicos de Castellón o colegiados en Castellón ante cualquier instancia. La otra es la de velar por la independencia del acto médico y la calidad ética y técnica del mismo. En definitiva, el Colegio tiene encomendado el papel de garante independiente de derechos individuales fundamentales como el de la salud, claramente implicados en el acto médico. Para ejercitar este papel, La Junta Directiva dispone de un órgano asesor, la Comisión de Derecho, Visado y Deontología Médica, de un instrumento estatutario, el Código Deontológico y de capacidad sancionadora reconocida por la ley. Además, su estructura de gobierno está conformada por la Asamblea General de Colegiados y la Junta Directiva con su Comisión Permanente.


Los orígenes Colegio de Médicos de Castellón se remontan al 27 septiembre de 1898.Fue en dicha fecha cuando aparece registrada la solicitud de incorporación al Colegio del que fuera su primer presidente entre 1917 y 1919, Eliseo Soler i Breva. Detalles que recoge en su trabajo "La historia del Colegio de Médicos de Castellón", el catedrático de Historia del IES Ribalta, Francisco Mezquita Broch. Un trabajo publicado en la revista corporativa con motivo del I Centenario de la institución. 


La puesta en marcha del Colegio es consecuencia de la publicación en abril de ese mismo año del Real Decreto de aprobación de los estatutos de los colegios de Médicos y Farmacéuticos sancionado el 12 de abril de 1898 por la reina María Cristina y publicado en "La Gaceta de Madrid" (ahora BOE). Desde entonces, el Colegio de Médicos de Castellón se ha encargado, entre otras funciones, de atender el Registro de nuevos colegiados. La corporación médica colegial optó desde sus inicios por dotarse de un órgano de expresión, el Boletín que, desde el 1 de enero de 1900 hasta el 1 de diciembre de 1903, fue común para los colegios de Médicos y de Farmacéuticos. A partir de 1904, la publicación fue exclusivamente para los médicos y fue el doctor Ramón Godes, uno de los más comprometidos colaboradores de la publicación. Un boletín que ha tenido diferentes etapas, pero que ha dado cuenta de la actividad profesional.
Los catorce presidentes que ha tenido el Colegio de Médicos, desde Eliseo Soler y Breva hasta la actualidad  han dado continuidad al doble compromiso de los colegiados: su profesión y la sociedad.

 

 
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar dichos servicios, aceptas nuestra Política de Cookies.