Comunicación Comcas

Uno de cada cuatro médicos de familia jóvenes se plantea dejar la Comunitat según un estudio de la SoVaMFIC

Castellón, 26/11/2020. Uno de cada cuatro médicos de familia jóvenesde la Comunitat Valenciana se plantea irse a otra autonomía e, incluso, salir al extranjero a trabajar, según refleja una a encuesta de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunidad (SoVaMFiC). Una decisión que guarda relación con la insatisfacción laboral y dudas sobre el futuro que apunta el 71% de estos profesionales menores de 40 años objeto del estudio realizado por la Vocalía de Médicos Jóvenes de Familia.

La encuesta, cuyos datos se publican hoy en varios medios de comunicación,  indican que el 85% ha pensado en alguna ocasión en salir de España a trabajar a países como Gran Bretaña, Irlanda, Francia o Estados Unidos o a comunidades autónomas como Murcia, País Vasco, Baleares, Cataluña o Castilla-La Mancha. La razón principal son las condiciones laborales, en cuatro de cada 10 casos;  retribuciones económicas, en un 36%, sin olvidarse de las oportunidades laborales, puesto que  más de un 60% nunca ha podido presentarse a un concurso oposición, y un 20% tampoco inscribirse a la bolsa de Sanidad.

La vocalía de Médicos Jóvenes de Familia ha entrevistado a socios que han terminado el periodo de formación en los últimos cinco años con el objetivo de hacer un análisis que sirva para "influir en la Conselleria de Sanidad y obtener cambios en las condiciones laborales de este colectivo". Los resultados del estudio muestran que "la situación actual de los jóvenes médicos de familia no puede prolongarse, ya que desde el inicio de su carrera laboral están siendo víctimas del burnout, un problema social que afecta tanto a médicos como a pacientes y al que la administración debe dar respuesta".

El 90% de los participantes en la encuesta de la SoVaMFIC son mujeres, más de la mitad tienen entre 30 y 40 años y un 25% entre los 25 y 30 años. Además, 9 de cada 10 participantes trabajan en centros de salud y sólo el 10%, en el ámbito hospitalario.

Sobre las condiciones laborales, menos de la mitad de los médicos jóvenes cuenta un contrato estable (plaza fija o interinidad por vacante), el 15% tiene interinidad por sustitución, el 32% un contrato de duración determinada y el 5%, uno de guardias. El 77% considera que la cuantía económica percibida es insuficiente, y todos afirman que su salario es menor comparado con el resto de países europeos.

La perspectiva de futuro no es nada alentadora, según la encuesta. Tras once años, como mínimo, de formación, la mayoría no posee contrato estable y, de media, tardan en lograrlo de dos a tres años, lo que lleva a que siete de cada diez se sientan insatisfechos respecto a su trabajo y su futuro laboral.

Desde la SoVaMFiC ven muy preocupante que más de un 60% nunca ha podido presentarse a un concurso oposición por no haber sido convocado y si lo han hecho, no han conseguido plaza. En cuanto a la bolsa de trabajo de la Conselleria de Sanidad, dos de cada diez encuestados afirman que no han podido inscribirse por no estar abierta, lo que "favorece una adjudicación de contratos más arbitraria, injusta y de peor calidad".

Ante estos resultados, desde la sociedad científica insisten en que es necesario "buscar soluciones permanentes a un problema que se cronifica" y advierten a la administración de que el "sistema no puede funcionar si no se provee de los recursos necesarios, empezando por un mayor número de médicos de familia y condiciones adecuadas de trabajo".


 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar dichos servicios, aceptas nuestra Política de Cookies .