Prensa comcas

Reducir las listas de espera y contratar a más profesionales deben ser prioridades para el Consell según el Barómetro 2017

Castellón, 07/02/2018. El Barómetro 2017 encargado por la Generalitat Valenciana apunta que la sanidad es el segundo motivo de preocupación para los encuestados, tras el empleo. Asimismo, sólo un 16,8 por ciento de los encuestados considera prioritaria la reversión de las concesiones con la sanidad privada, en cambio 8 de cada 10 entrevistados ven necesario que el Consell resuelva el problema de las listas de espera sanitarias y un 65 por ciento plantea.la necesidad de contratar más profesionales sanitarios.

Este barómetro, que refleja la visión que tienen los ciudadanos sobre la situación de la Comunitat Valenciana, fue presentado ayer por el presidente y la vicepresidenta del Consell, Ximo Puig y Mònica Oltra. Para su realización se encuestó a domicilio a 2.016 personas en las tres provincias de la Comunitat entre el 27 de noviembre y el 20 de diciembre pasado.

En el apartado sanitario se cuestionó a los entrevistados acerca de los tres temas que en política sanitaria deben priorizar la acción del Consell. La primera de esas prioridades es la de reducir las listas de espera, que es básica para el 83,5 por ciento de los encuestados (41,4, 25,4 y 16,7 por ciento). Tras ella, está la necesidad de contar con más profesionales sanitarios (65 por ciento), seguidas de reducir el coste de los medicamentos para los pacientes (48,2 por ciento), dedicar más recursos a la prevención de enfermedades (47,8 por ciento) y construir más centros de salud y hospitales (31,8 por ciento).

La reversión de conciertos con la sanidad privada es la menor de las preocupaciones para los valencianos, dado que sólo el 16,8 por ciento lo ve prioritario.

Loe entrevistados apuesta porque se contrate a más profesionales y que se construyan centros de salud y hospitales (27,5 por ciento), previo un programa de creación de empleo (59,1 por ciento). La mejora de las condiciones laborales de los trabajadores sanitarios también es necesaria según el 34,2 por ciento de los encuestados.

La política sanitaria del Consell es considerada buena por 3,2 de cada 10 entrevistados (3,22 por ciento), regular por casi 4 de cada 10 encuestados (37%), en tanto que un 11,3% la califica de muy mala.


 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar dichos servicios, aceptas nuestra Política de Cookies .