Prensa comcas

El Comcas celebra el Día Internacional del Cáncer de Mama

Castellón, 19/10/2016. Hoy se celebra el Día Internacional del Cáncer de Mama que culmina una semana de actividades organizadas por las distintas asociaciones y colectivos de pacientes para concienciar a la sociedad sobre este tipo de patologías. Por ello, el Colegio de Médicos de Castellón se suma a esta celebración y muestra su apoyo a los pacientes y a los profesionales que les atienden, así como a quienes investigan para hallar soluciones a esta patología. Un apoyo que patentizó con el respaldo al reciente Congreso sobre Patología y Senología Mamaria, celebrado del 6 al 8 de octubre en el campus de la UJI

La Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) y sus 41 Asociaciones federadas, han solicitado, con motivo de la celebración, hoy 19 de octubre, del Día Internacional contra el Cáncer de Mama, un Sistema Nacional de Salud de gestión pública que ofrezca una atención integral, personalizada, multidisciplinar y de calidad, de acceso universal y gratuito y financiado con los impuestos, para que todos los pacientes, de este tipo de cáncer que cada año afecta a más de 26.000 mujeres, tengan las mismas prestaciones y servicios con independencia de su lugar de residencia y sin desigualdades territoriales, como recoge medicosypacientes.com
En España se diagnostican cada año 26.500 casos nuevos de cáncer de mama
FECMA ha explicado en su manifiesto que la solidaridad, la resolución de las desigualdades sanitarias y el trabajo a favor de la equidad, deberían representar una línea estratégica del conjunto de las administraciones sanitarias que gestionan el Sistema Nacional de Salud, garantizando una Cartera de Servicios única y común, con independencia de la administración gestora, para que todos los pacientes tengan las mismas prestaciones y servicios.
“Solo la coordinación y el compromiso de las administraciones sanitarias responsables del Sistema Nacional de Salud, hará posible eliminar cualquier desigualdad territorial que pudiera detectarse en el acceso a los mejores diagnósticos, a las terapias más innovadoras y los fármacos más eficaces. La igualdad y la no discriminación territorial, deben ser objetivos a conseguir plenamente”, han explicado desde FECMA.
Desde la Federación han mostrado su compromiso por la investigación, la innovación, los ensayos clínicos y la participación en ellos de los pacientes y han reiterado su defensa por los programas de detección precoz. “Mantenemos nuestro compromiso de incentivar la participación de las mujeres en las campañas de detección precoz, promovidas y gestionadas por el sistema público de salud”, han señalado. 
El Sistema Nacional de Salud debe, para las pacientes, incorporar reformas con el fin de adaptarse a las nuevas necesidades y responder con acierto a las nuevas realidades sociales, sin necesidad de un cambio de Sistema.
Esos cambios, tal y como han explicado desde FECMA, también deben responder mejor a las demandas sanitarias de las mujeres, teniendo en cuenta, sus necesidades clínicas y prestando una especial atención a las personas con metástasis. “Se necesita que los sistemas públicos de salud sean sensibles a las realidades específicas de las mujeres y que contribuyan a una mejora de su bienestar y de su calidad de vida”, han concretado.  
Asimismo, han reivindicado una atención específica para aquellas mujeres donde se manifiesta la relación entre fertilidad, maternidad y cáncer de mama y de una evaluación de los riesgos de presentar síndrome hereditario de cáncer. “Seguimos sin entender por qué no existen aún en todas las Comunidades Autónomas registros homogéneos y actualizados de tumores”, han denunciado.
 
El 20% de los tumores de mama se dan en mujeres menores de 45 años
 
En España, según las últimas estimaciones de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), se diagnostican cada año 26.500 casos nuevos.  Concretamente, el 20% de estos tumores se dan en mujeres menores de 45 años.
La incidencia empieza a incrementarse a partir de los 35 años, es unas tres veces más frecuente a partir de los 50 y a los 55 de estabiliza. La tendencia de incidencia ha sufrido un cierto incremento en los últimos años, probablemente debido al envejecimiento de la población y al diagnóstico cada vez más temprano.
Aproximadamente 1 de cada 8 mujeres presentará esta enfermedad a lo largo de su vida. Pero, afortunadamente, el cáncer de mama es uno de los tumores con mejor pronóstico y mayores índices de supervivencia y cronificación, gracias a una mayor concienciación social sobre su detección precoz y la consiguiente reducción del riesgo de desarrollarlo, así como también debido un mayor esfuerzo en investigación. La supervivencia aumenta un 1,4% cada año y su tasa se sitúa cerca del 83% a los cinco años del diagnóstico.
Tres de cada cuatro casos son diagnosticados en estadios iniciales y sólo un 4% presenta metástasis al diagnóstico. Esto ha sido posible en gran medida gracias a la puesta en marcha de programas poblacionales de detección precoz en algunas CCAA.Cada año disponemos de mayor información para diagnosticar precozmente y tratar el cáncer de mama, lo que ha permitido que la supervivencia global a los 5 años del diagnóstico de este tumor sea del 83% en nuestro país (Eurocare-5), por encima de la media europea y similar a los países con las mejores cifras de supervivencia.
Sin lugar a dudas, el diagnóstico precoz es la mejor herramienta para luchar contra esta enfermedad. A través de los programas de cribado se pueden diagnosticar los tumores de mama en estadios iniciales en los que hay muchísimas posibilidades de curación. 
 
Los médicos de familia destacan la importancia de los hábitos de vida en la prevención del cáncer de mama
 
La  Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), coincidiendo con el Día Contra el Cáncer de Mama, ha hecho pública una lista de 10 recomendaciones que los médicos de familia aconsejan seguir a todas las mujeres en la lucha contra el cáncer de mama.
Entre estas recomendaciones, elaboradas a partir de las propuestas por el Grupo de Prevención del Cáncer del PAPPS (Programa de Actividades Preventivas y Promoción de la Salud) de la semFYC destacan la necesidad de llevar unos hábitos de vida saludables, estar alerta ante la aparición de síntomas de sospecha y, por último, valorar el riesgo individual a partir del conocimiento  de los antecedentes familiares.
Para el Grupo de Prevención del Cáncer del PAPPS (Programa de Actividades Preventivas y Promoción de la Salud) de la semFYC “la mejor forma de cambiar ésta tendencia es actuando sobre los factores de riesgo modificables. Entre ellos destaca la importancia de prolongar la lactancia materna más allá de los 6 meses y mejor aún por encima del año, el mantener un peso saludable evitando el sobrepeso y la obesidad en la postmenopausia y evitar el alcohol. Una dieta rica en fibra y productos vegetales, con uso del aceite de oliva, también puede contribuir a disminuir el riesgo de desarrollar un cáncer de mama. De igual forma se recomienda la realización de ejercicio físico de forma habitual, al menos 150 minutos semanales (30 minutos, 5 días a la semana) de ejercicio de intensidad moderada. Otro elemento a tener en cuenta es evitar la terapia hormonal sustitutiva de la menopausia o al menos no  mantenerla más allá de 5 años”.
La semFYC, a través del Grupo de Prevención del Cáncer del PAPPS, mantiene la recomendación actual de iniciar los programas de cribado mediante mamografías periódicas a partir de los 50 años en base a criterios científicos. Aunque “los programas de cribado con mamografía reducen la mortalidad por cáncer de mama, también conllevan riesgos de diagnostico de algunos cánceres de mama no invasivos que no hubieran provocado la muerte y por ello un exceso de tratamientos innecesarios”. El balance entre riesgos y beneficios se ha mostrado favorable por encima de los 50 años.


 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar dichos servicios, aceptas nuestra Política de Cookies .