Prensa comcas

El Colegio de Médicos y la Policía Nacional colaboran en la erradiación de las agresiones a los facultativos

Castellón, 09/06/2016. El presidente y el secretario del Colegio de Médicos de Castellón, doctores José Antonio Herranz y Manuel Sánchez, se reunieron con el Comisario jefe de la Policía  de Castellón, Jorge Martí, para trasladarle la necesidad de colaborar para erradicar los casos de agresiones que sufren los médicos. Ambas partes instan a los profesionales agredidos a denunciar los hechos para que puedan actuar las autoridades.

Un encuentro  que forma parte de la línea de trabajo del Colegio de Médicos de reforzar la seguridad de los profesionales y de pedir que se aplique la ley que tipifica como delito la agresión al médico, dada su consideración de funcionario.

La reunión de trabajo giró entorno a las agresiones que sufren los facultativos en el desarrollo de su labor profesional y a cómo prevenirlas y evitarlas. Por ello, también participó en la misma, el Inspector Jefe de la Brigada de Policía Judicial, Isidro Villén, quien aportó el enfoque penal de éste problema, actuaciones y posibles consecuencias para los agresores.

Asimismo, en el encuentro se acordó mantener cauces de diálogo fluidos entre el Cuerpo Nacional de Polícia y el Colegio de Médicos de Castellón, se acordó que fuera la Delegada de Participación Ciudadana el referente entre ambas instituciones.

Villén animó a los médicos a denunciar las agresiones que sufren para que puedan actuar las autoridades y sancionar. Y es queden ocasiones, los médicos agredidos no denuncian por pena al considerar a sus agresores pacientes que atraviesan momentos delicados, apuntan el responsable policial.

En lo que va de año, el Colegio de Médicos de Castellón ha registrado dos denuncias por agresiones, mientrass que el número de agresiones sufridas por los médicos castellonenses y recogidas en el Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC) durante 2015 fueron 10, de las que siete de los agredidos eran mujeres. En todos los casos los hechos se registraron en centros públicos. De hecho, cinco casos (3 hombres y 2 mujeres) se registraron en centros de Atención Primaria; otros dos en hospitales y los tres restantes en los servicios de Urgencias de centros de Atención Primaria.

El presidente del Colegio de Médicos de Castellón, doctor José Antonio Herranz, repudia “cualquier agresión merece el repudio de la sociedad y más en estos casos en que el agredido, verbal o físicamente, es el cuidador de la salud del paciente. Los ciudadanos deben reflexionar y darse cuenta que el médico no es el culpable de las carencias del sistema público de salud. Los médicos, con nuestro trabajo, tratamos de dar solución a sus problemas, pero dentro de nuestras posibilidades”. De ahí que anime a los profesionales a denunciar este tipo de hechos tipificados como delito por la ley.
En la actualidad, pegar a un médico del sistema público de salud, al igual que a un docente, se castiga con penas de prisión que oscilan entre uno y seis años de prisión o importantes multas de seis a 12 meses.


 

 
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar dichos servicios, aceptas nuestra Política de Cookies.